Local

Merkel y Sarkozy fijan su modelo: otra UE y más trabajo y disciplina

El mandatario francés confirma que en la cumbre europea de la próxima semana habrá refundación.

el 01 dic 2011 / 20:58 h.

TAGS:

Europa sigue siendo cosa de dos. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunirán el próximo lunes para lanzar sus propuestas para el futuro de Europa, anunció ayer el mandatario galo, que defendió que el Viejo Continente debería tomar sin miedo sus decisiones a partir de ahora por mayoría cualificada.

Sarkozy aseguró que si Francia y Alemania no se mantienen unidas, "Europa entera está desunida", y advirtió de que la desaparición del euro tendría "consecuencias dramáticas para los franceses". "Como jefe del Estado no puedo dejar que se produzca este desastre", aseveró.

Insistió en que Europa necesita "más disciplina, más responsabilidad política y más democracia". Además, explicó que la integración europea tendrá lugar mediante una mayor cooperación intergubernamental y aclaró que estas reformas no significan que se avance hacia un mayor control supranacional. "Europa no significa menos soberanía, sino más soberanía porque se incrementa la capacidad de actuar. Defenderemos mejor nuestra soberanía con nuestros aliados, no nosotros solos".

El líder francés señaló que se está ante un "nuevo ciclo económico muy diferente del anterior", ya que será un periodo de reducción del endeudamiento y de reequilibrio de la economía en torno al trabajo y la producción, que los países han tendido a sacrificar demasiado, consideró.

Así, reconoció que la crisis no ha acabado y que la única posibilidad de acabar con los temores del mercado, que afectan a la confianza y frenan el gasto de inversores, empresas y consumidores, es contando la verdad.

Sobre Francia, subrayó que el país está "pagando caro" el tener una jornada laboral de 35 horas y la edad de jubilación en 60 años. Así, apuntó que es mejor trabajar más durante más años que reducir pensiones o salarios. "La reforma de la financiación del modelo social se ha convertido en una urgencia absoluta".

Sin embargo, Sarkozy incidió en que, pese a que la situación de los franceses ha empeorado desde que comenzó la crisis en 2008, hay países como "España, Italia, Portugal, Grecia o Irlanda" que están todavía peor, ya que se han visto obligados a bajar los salarios y subir los impuestos.

Sarkozy regresó ayer a la localidad francesa de Toulon, donde el 25 de septiembre de 2008 pronunció su primer discurso sobre la crisis en el que denunciaba las "derivas" del capitalismo financieros tras la caída de Lehmann Brothers.

Ayer, tres años después, volvió para anunciar la refundación de Europa que enarbolará de la mano de Alemania para sacarla de la profunda crisis de deuda en la que está inmersa porque "no hay otra opción", justificó.

  • 1