Deportes

Mes clave sin el jugador clave

El cielo parecía abierto para el Betis tras sus tres victorias consecutivas ante Osasuna, Barcelona y Zaragoza, pero llegó el Levante y nubló el futuro verdiblanco, más negro incluso cuando se supo que Edu estará un mes de baja. Paco Chaparro espera que el equipo no acabe igual. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 03:11 h.

El cielo parecía abierto para el Betis tras sus tres victorias consecutivas ante Osasuna, Barcelona y Zaragoza, pero llegó el Levante y nubló el futuro verdiblanco, más negro incluso desde ayer, cuando se supo que Edu estará un mes de baja. El brasileño está roto y Paco Chaparro espera que el equipo no acabe igual.

Rotura de la unión miotendinosa del recto anterior derecho. Todos los béticos sabrán qué es una rotura, la mayoría supondrá dónde está el recto y pocos habrán oído hablar de la unión miotendinosa, pero el desenlace de la temporada para su equipo puede depender de este parte médico, tan sencillo y tan envenenado al mismo tiempo. Se trata de la lesión de Edu, que el domingo notó un "calambrazo" cuando el partido ante el Levante iba por la media hora y se retiró con gesto sombrío en el rostro, como si adivinase el resultado de las pruebas que le practicarían un día después. El brasileño, el goleador y el mejor futbolista de este Betis, se pierde como mínimo las cuatro próximas semanas de competición. Como mínimo.

El doctor Tomás Calero, como siempre en estos casos, fue el encargado de comunicar la mala nueva. "Tiene la desgracia de que se ha fastidiado el músculo más importante para un futbolista, el recto", recalcó el galeno verdiblanco, quien describió los plazos para su recuperación con mucha cautela: "La idea es que el cuarto domingo a partir de este ya cuente para el entrenador. Lo importante es que la cicatriz sea buena, porque una recaída haría que se perdiese toda la temporada", reconoció.

De acuerdo con esos cálculos, Edu se perderá con toda seguridad los encuentros ante el Atlético de Madrid (19 de abril), el Villarreal (26 ó 27 de abril), el Almería (3 ó 4 de mayo) y el Valladolid (7 de mayo, miércoles). Y luego quedan el derbi (10 u 11 de mayo) y la visita al Getafe en la última jornada: "A ver si para el derbi más o menos tiene opciones de estar, pero cuatro semanas son seguras", admitió Calero.

Caffa, mal; Xisco, regular. El parte de damnificados de la derrota contra el colista se completa con Caffa, que padece una pequeña rotura fibrilar de grado 1 en el bíceps femoral izquierdo y estará inactivo unas tres semanas, y Xisco, con una condritis postcontusiva esterno-clavicular, lo que vendría siendo una contusión en la zona del hombro. El balear es duda para el choque ante el Atlético: "Está tremendamente molesto, pero es una inflamación sólo de la articulación, así que podrá jugar si hay suerte", explicó Calero.

Visto lo visto, y aunque quedan muchos días para el partido, lo previsible es que Chaparro recurra a Arzu y Juande para el doble pivote (o Rivera si llega a tiempo), con Capi de mediapunta, Odonkor y Xisco (si se recupera) en las bandas y Sobis como delantero. Si el balear no se cura, hay más dudas y también más posibilidades, como incluir a Damiá como interior por la izquierda o recurrir a Babic, que esta semana ya se entrenará con el grupo.

  • 1