Deportes

Messi y Bojan tiran del carro ante la falta de Ronaldinho

La gran actuación de Leo Messi y la aportación de Bojan Krkic, que salió a media hora del final y marcó, fueron determinantes en la victoria azulgrana ante un inoperante Recreativo (3-0). Un triunfo muy trabajado y que abrió Gabriel Milito con un gol a la salida de un saque de esquina.

el 14 sep 2009 / 20:39 h.

La gran actuación de Leo Messi y la aportación de Bojan Krkic, que salió a media hora del final y marcó, fueron determinantes en la victoria azulgrana ante un inoperante Recreativo (3-0). Un triunfo muy trabajado y que abrió Gabriel Milito con un gol a la salida de un saque de esquina.

Sin Ronaldinho. Leo Messi volvió a coger el timón y fue el jugador más destacado. Sin embargo, al Barça, con un fútbol muy trabado, le costó mucho sacar adelante el choque. Milito abrió brecha en el 64 y después Bojan Krkic marcó el 2-0 con el que prácticamente se decidió el encuentro en dos minutos.

Messi, solo Messi; e Iniesta, de vez en cuando. Uno y otro llevaron la voz cantante del Barcelona ante la baja de su principal solista, Ronaldinho, quien horas antes del partido se reunió con los entrenadores y los médicos y les comunicó que no estaba en condiciones de afrontar el partido con garantías a causa del cansancio acumulado en sus encuentros con Brasil.

Si se trataba de demostrar que sin Ronaldinho el equipo tiene chispa, como ha ocurrido este año en varias ocasiones, el Barça no dio esa sensación.

La densidad de futbolistas era proporcional a la falta de ideas por parte local. Iniesta jugó de Ronaldinho, por la izquierda; Gudjohnsen de Iniesta, en el centro del campo, pero el único peligroso de verdad era Messi.

El fuego real llegó cuando el argentino decidió capitalizar el juego ofensivo del equipo de Rijkaard. Con continuos desbordes, buscando diagonales, Messi tuvo diez buenos minutos en la recta final del primer tiempo.

En el 36 sirvió a Iniesta, pero Sorrentino estuvo atento en la anticipación; en el 38, el meta salvó un remate suyo; y en el 43 lanzó una falta muy ajustada al palo derecho del portero. El público ya hacía minutos que había empezado a impacientarse, a pesar de que el Recreativo ni había apuntado sobre la meta de Valdés.

En la reanudación, Messi la tuvo en una jugada de las suyas, un eslalon imposible, pero cruzó en exceso cuando sólo tenía que resolver ante el portero (m.54).

En el minuto 60 Rijkaard tomó una decisión que se antojaría clave para la suerte del partido: la entrada de Bojan Krkic.

En el duodécimo saque de esquina botado por el Barça, el choque se desencalló para sus intereses. Centró Xavi y Milito remató a gol. Era el 1-0 en el minuto 64, un tanto que sirvió para que los azulgrana ganaran en confianza y prácticamente en la siguiente jugada, el partido se cerró.

Una centro de Xavi, el balón llegó a Henry y este sirvió sobre Bojan. El joven delantero no dudó en batir a Sorrentino en el minuto 66. Era su primer tanto en el Camp Nou y lo celebró a lo grande con su ídolo: Thierry Henry.

En dos minutos, los de Rijkaard habían decidido el partido, con más trabajo que brillantez. Antes del final, Messi marcó el gol que había merecido desde el principio. Fue en un penalti sobre él mismo cometido por Cáceres y que transformó en el 3-0 definitivo.

  • 1