Local

Meteorología prevé que la lluvia mitigue este otoño la sequía

Las precipitaciones caídas desde octubre de 2011 suponen la mitad de agua de un año normal.

el 24 sep 2012 / 19:12 h.

TAGS:

Luis Fernando López Contín, de Aemet.

Tras un verano demasiado caliente llega un otoño normal que pondrá las cosas en su sitio, especialmente en el campo, ya que la población urbana no ha padecido cortes de agua.

Ésa es la previsión meteorológica que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ayer fue anunciada en Sevilla por el delegado territorial de este organismo gubernamental, Luis Fernando López Cotín.

La primera consecuencias de estas previsiones es que, si finalmente las lluvias vuelven a su nivel normal, debe quedar "compensada" la sequía que ahora padece Sevilla y en general el cuadrante suroeste de la Península Ibérica, donde ha llovido un 40% de lo que debía, explicó este responsable de la Aemet.

Éste es el resumen en un porcentaje del año hidrológico que ahora acaba -se cuenta de octubre a octubre-. Una falta de lluvia agravada por unas temperaturas en verano anormalmente altas. Y es que López Cotín aclara que, por más que Sevilla presuma de calor en agosto, haber alcanzado el 11 de agosto una máxima de 45,9 grados "no es normal". Lo atribuyó a masas de aire "más cálidas" de lo habitual.

La temperatura media -que incluye las mínimas y las máximas- ha sido este año 27,8 grados, 1,4 por encima de la serie histórica. Es calor, aunque menos que en 2009, el verano de medias más cálidas (2,3 grados por encima) y desde luego muy alejado del frescor de 1977, cuando la temperaturas cayeron tanto que la media quedó en 23,1 grados.

Aunque López Cotín rehuyó valorar si la mano del hombre o la contaminación pueden estar detrás del cálido verano de 2012 y prefirió centrar este aumento en fenómenos "naturales", la tabla histórica que facilita la Aemet indica que desde 1999 todos los veranos han sido más cálidos de lo normal, mientras que entre 1951 y 1989 sólo tres veranos superaron esa media de 26,4 grados, y por muy pocas décimas.

Pero esos calores ya no volverán hasta el año que viene. Ahora las previsiones que maneja la Aemet hablan de "falta de tendencias significativas". López Cotín explicó que eso en otoño significa "temperaturas suaves y lluvia", pero dentro de lo habitual. La excepción será Canarias, con temperaturas más altas de lo usual para la estación.

Estos parámetros normales, en principio, deberían "mitigar" la "sequía preocupante" que, según la valoración de los datos de López Cotín -un 70% de déficit hídrico-, sufre Sevilla. Aunque el delegado de la Aemet puntualiza que sólo se responsabiliza del agua en las nubes. "La gestión del agua embalsada ya corresponde a la Agencia Andaluza del Agua y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir".

Si las previsiones no se cumplen o se pasan las decisiones para optimizar el consumo corresponden a estos organismos.

La Aemet explica que su predicción estacional se basa "en diferentes sistemas realizados mediante modelos globales" que tienen en cuenta la observación "de la atmósfera y del océano". La fiabilidad de estos pronósticos "experimentales" es menor en España que en el Trópico.

  • 1