martes, 19 marzo 2019
17:39
, última actualización
Local

México extradita por primera vez a un ex gobernador por narcotráfico

En un gesto a EEUU sin precedentes, México, sumido en una ola de violencia que ha causado miles de muertos por las mafias del narcotráfico, entrega al ex gobernador Mario Villanueva.

el 09 may 2010 / 07:45 h.

TAGS:

El ex gobernador mexicano Mario Villanueva Madrid se ha convertido en el primer ex mandatario estatal extraditado a EEUU para ser juzgado por narcotráfico después de ser detenido en 2001 y cumplir condena en México por lavado de dinero.

Fuentes de la Procuraduría General de la República (Fiscalía) confirmaron a Efe que Villanueva, alias El Chueco, que fue extraditado el sábado, facilitó durante los seis años de su mandato el tránsito de la cocaína colombiana por Cancún hacia EEUU, lo que motivó su entrega a ese país.

Miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y gobernador de Quintana Roo entre 1993 y 1999, Villanueva fue detenido en Cancún en mayo de 2001 y sentenciado a seis años de cárcel bajo el cargo de lavado de dinero, el único que la Juticia mexicana logró probar.

Estrecho aliado de Amado Carrillo Fuentes, alias El Señor de los Cielos, el máximo responsable del cártel de Juárez hasta su muerte en 1997, Villanueva será procesado "por delitos contra la salud (narcotráfico) y asociación delictiva ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Nueva York".

Según la Fiscalía, el ex gobernador llegó a recibir "entre 400.000 y 500.000 dólares por cada cargamento de cocaína que le permitía realizar al cártel de Amado Carrillo" en Quintana Roo.

Con la extradición son ya 326 los presuntos delincuentes entregados EEUU por el presidente mexicano, Felipe Calderón. Sin embargo, la entrega de Villanueva representa el primer gran golpe de los últimos años a la narcopolítica en México, un país donde hasta el momento los nexos entre el poder y el hampa han sido difíciles de probar.

Desde diciembre de 2006, cuando Calderón asumió el poder, hasta mediados de abril pasado, las víctimas de la espiral de violencia ascendían a 22.743 personas, según un informe oficial filtrado desde el Senado a mediados de abril.

  • 1