Local

"Mi Blancanieves no tiene nada que ver con la de Walt Disney"

el 06 dic 2012 / 20:37 h.

TAGS:

Tras trabajar durante cinco años en la controvertida serie Big Love (2006-2011), Ginnifer Goodwin (Menfis, 1978) sigue en la cresta del éxito televisivo gracias a su papel de Blancanieves en Érase una vez, original producción de corte fantástico que ha conseguido el favor de la audiencia en su primera temporada (que en España han emitido AXN y Antena 3) y que le ha permitido la realización de una segunda entrega (que actualmente ofrecen los canales de pago AXN y AXN White).

--¿A qué atribuye el éxito en todo el mundo de la serie Érase una vez
--Creo que es por el hecho de que todos hemos crecido adorando esos cuentos de hadas y todos nos podemos identificar con los personajes.

--¿Es diferente trabajar en una producción de televisión en comparación con una película?
--La tele permite desarrollar los personajes y la trama, algo que en el cine no es posible. En una película solo tienes una hora y media para contar una historia. Sin embargo, hay muchas, muchas horas para contar esa misma historia en una serie de televisión con episodios. Creo que hay algo realmente especial en hacer evolucionar, crecer, un personaje en tele, y esto es un lujo que no se puede permitir en una película.

--Usted encarna simultáneamente los personajes de Mary Margaret Blanchard, mujer moderna e independiente, y a la clásica Blancanieves ¿Entraña dificultades esta doble personalidad
--Es un gran desafío y fue una de las razones por las que acepté el reto de protagonizar esta serie. Pero tampoco es algo excesivamente complicado, ya que los dos personajes están bien diferenciados para el espectador.

--¿Tiene algún rasgo en común con los personajes que interpreta?
--Hay ciertas similitudes, sí, pero tampoco me preocupa. Simplemente me limito a interpretar los personajes lo mejor que puedo añadiendo aquellos aspectos que creo que son importantes.

--¿Incluye los cambios físicos?
--Sí. Hay un gran trabajo de vestuario y maquillaje para diferenciar a Margaret de su alter ego Blancanieves.

--De todas formas, su personaje de Blancanieves es bastante original...
--Es cierto, y la verdad es que me alegré cuando en mi primera reunión con los productores ejecutivos de la serie (Edward Kitsis y Adam Horowitz) cuando me aseguraron que mi personaje no iba a parecerse en nada a la Blancanieves de dibujos animados de Walt Disney. Me explicaron que íbamos a hacer nuestra propia versión y eso me pareció muy interesante.

--¿Era necesario actualizar un clásico como Blancanieves?
--Sí. La hemos modernizado en muchos aspectos para poder hacer una buena trama. Y es que las mujeres de hoy en día han evolucionado tanto socialmente que nada tienen que ver con las que aparecen en los cuentos de los hermanos Grimm, ni con las princesas de la Disney. Además, creo que es divertido dar una nueva vuelta de tuerca a estos clásicos para actualizarlos.

--Por cierto, usted tiene tatuada una manzana. Curiosa coincidencia...
--Supongo que sí, y además da la casualidad que Mary Margaret tiene una aversión a las manzanas, aunque ella no sabe por qué. Y yo tampoco sé si descubrirá la razón en algún momento de la serie.

--¿Muestra su tatuaje en la serie?
--No, no me dejan, y la verdad es que me gustaría. Para mí, las manzanas simbolizan la sabiduría y la pureza, pero me encanta la idea de que la manzana es algo que Blancanieves utiliza como un símbolo de la supervivencia.

--¿Podría adelantar algo de por dónde irá la trama de Érase una vez?
--No me gustan los spoilers (descubrir el desenlace de una serie, antes de su emisión) para poder reservar el final a todas las personas que no han visto la serie, así que es una pregunta difícil de responder para mí. Sin revelar demasiado, puedo decir que el final de la temporada es sorprendente, inesperado, y muy emocionante... Espero que le guste a todo el mundo.


  • 1