Cultura

"Mi exposición pretende dar una visión cotidiana de Sevilla"

El pintor Miguel Ángel González Romero expone 18 lienzos de la ciudad en la Taberna del Alabardero.

el 01 oct 2011 / 20:17 h.

El pintor Miguel Ángel Gómez Romero posa delante de una de sus obras que muestra la Hermandad de San Benito bajo las ‘setas’ de La Encarnación.

El pintor sevillano Miguel Ángel González Romero, especialista en pintura y restauración cerámica, así como en pintura rápida, celebra su primera exposición individual -al margen de las que organiza SanVicente31, su galería habitual- en la Taberna del Alabardero (calle Zaragoza), desde hoy hasta el próximo mes de diciembre. En total, el artista muestra 18 lienzos de temática sevillana, que pretenden dar una visión "cotidiana" de la ciudad.

Los lienzos que componen Sevilla, nombre de la muestra, realizados en técnica mixta sobre tabla, recogen "varios instantes de la vida de la ciudad, desde el quiosco de Curro en la Campana, con la bulla de la gente, hasta el puente de Triana, con una vista más clásica, pasando por la fachada de San Lorenzo o la calle Almirante Apodaca llena de coches".
Según explicó a El Correo este pintor, que posee su estudio en Castilblanco de los Arroyos, plasma "la Sevilla cotidiana, que camina suave entre la prisa".

Entre las 18 obras se encuentra también el cuadro que realizó para el suplemento especial de Semana Santa de 2011 de El Correo de Andalucía , en el que se reflejaba el paso del Cristo de la Presentación, de la Hermandad de San Benito, bajo las setas de la Encarnación, una imagen que curiosamente todavía no se ha producido, ya que llovió el pasado Martes Santo y la cofradía no hizo su estación de penitencia.

"Fue la primera imagen cofrade de las setas", ya que se publicó antes de Semana Santa, "y pretendía mostrar la tradición de Sevilla", señaló.

González Romero lleva años trabajando en la imagen de la ciudad, de ahí su idea de montar esta exposición. "Es algo que me ha gustado desde siempre, sobre todo por el hecho de cómo está evolucionando, dando pasos hacia adelante".


De hecho, reflexiona sobre esta progresión en otro cuadro que también toma como referencia el Metropol Parasol. "Es una pintura de las setas, tomada desde el viejo mercado, que mira desde lejos al nuevo. Esta obra refleja cómo la Sevilla cotidiana también ha avanzado. Me encanta esta temática y quiero seguir profundizando en ella", añadió.

Preguntado sobre si cree que esa evolución urbana se ha frenado con los últimos cambios políticos, el artista afirmó que no piensa que se haya parado. "Puede ser que caminemos un poco más despacio, pero es inevitable que Sevilla vaya hacia adelante. Quizá los pasos sean más cortos, pero no se deja de avanzar. La ciudad, sin más remedio, tiene que seguir", auguró.

De hecho, el mensaje que trata de trasladar su muestra es que "Sevilla puede avanzar sin perder su calma y sus costumbres".

A su juicio, quienes contemplen sus obras se llevarán la imagen de que "Sevilla es muy celosa con su tradición, pero que paso a paso está consiguiendo convertirse en una ciudad moderna, habitable, peatonal, sana y libre de humo".

La exposición permanecerá abierta en el mismo horario que la taberna.Es de entrada libre y se encuentra situada en el patio principal. Los precios de los cuadros van desde los 100 a los 2.400 euros, habiendo piezas por 280, 400 o 700 euros.

El artista dice sentirse "satisfecho" con esta muestra, que viene a cerrar un buen año en los certámenes de pintura rápida -consistentes en plasmar la imagen de una ciudad en pocas horas-, en los que en poco tiempo ha conseguido ya numerosos galardones.

  • 1