sábado, 20 abril 2019
23:03
, última actualización
Local

“Mi meta es abrir mi propio restaurante y lo haré antes aquí”

Daniel Cárdenas. Perú

el 15 dic 2013 / 23:18 h.

TAGS:

15343789 El caso de Daniel Cárdenas, de 30 años, no es el de un inmigrante laboral sino que vino a España a completar su formación como cocinero hace siete años, primero en Madrid y a los pocos meses en Sevilla, donde ha descubierto que hay mercado para un tipo de gastronomía, nikkei, surgida en Perú por la mezcla entre la cocina autóctona del país andino y la importada por los numerosos inmigrantes japoneses. Se trasladó de Madrid a Sevilla porque surgió la oportunidad laboral de trabajar en el Friday’s que la cadena iba a abrir en la ciudad, si bien de ahí dio el salto al tipo de restaurantes que le interesaban, primero como cocinero en Komo. Al ver un nicho de mercado en Sevilla para la cocina nikkei, buscó socios capitalistas que abrieron en la Alameda el restaurante Nikkei, del que él fue encargado tanto de la cocina como de su gestión. “Dio resultados y hubo propuestas para comprar la idea”, explica, y de ahí surgió el Nazca, el local que gestiona actualmente en la calle Baños. A corto plazo no se plantea volver a Perú aunque reconoce que algún día lo hará. Como “todo cocinero”, su meta es abrir su propio restaurante, ya como dueño, pero cree que “el primero lo abriré aquí y luego ya quizás en Perú”. “Aquí ya me he ganado un cierto nombre en el mercado culinario, la gente acude al restaurante porque está tal o cual cocinero, pero en mi país nadie me conoce de este mundo”. Aunque lleva ya siete años en España, la mayoría de ellos en plena crisis económica, aún quiere “sacarle todo el provecho” a su estancia aquí y ve futuro en su sector. Y aunque no esconde que su destino inicial era San Sebastián por ser cuna de los más famosos cocineros españoles, admite que “me enganchó Sevilla”.

  • 1