jueves, 13 diciembre 2018
05:51
, última actualización
Local

"Mi novela lleva a cabo una fantasía de todo griego, asesinar a un banquero"

Petros Márkaris reflexiona sobre la crisis y avanza detalles de la segunda entrega que seguirá a su exitosa ‘Con el agua al cuello’

el 21 may 2012 / 07:05 h.

TAGS:

El pasado otoño el escritor Petros Márkaris (Estambul, 1937) presentaba en Sevilla su última novela, Con el agua al cuello, la quinta entrega de la serie de novela negra protagonizada por el comisario griego Kostas Jaritos, y la primera de una trilogía dedicada a la crisis económica. Desde entonces, todo ha ido a peor en Grecia. Ayer, gracias a la Fundación Tres Culturas, el autor regresó en la ciudad para presentar su obra en la Feria del Libro en el último acto de esta edición.

"No me esperaba el éxito que he alcanzado con esta novela", reconocía Márkaris, que ha pasado de ser considerado un autor de culto e iniciados a todo un éxito comercial. Durante un diálogo en la Pérgola de la Plaza Nueva, junto al escritor y periodista cultural de este periódico, Alejandro Luque, el padre del comisario Jaritos admitió con sorna que el éxito de su obra se debe en parte a la crisis, por lo que él se estaría beneficiando de ella, tal y como irónicamente le contestó a un suizo que le inquirió al respecto en un acto literario en Suiza.

Márkaris, que se confiesa cansado de que cada vez que visita Alemania le acosan a preguntas sobre la situación griega, explicó que su personaje Jaritos "sufre la crisis como todos los griegos". "El comisario tiene un problema con su hija, que se ha formado muy bien, tiene un doctorado, y ahora quiere emigrar. Es una circunstancia que afecta a la mayoría de los jóvenes de allí. Eso ya nos pasó en los 60, pero se emigraba a Alemania sin formación. Desafortunadamente lo que ocurre ahora en Grecia es una crisis sin final".

También se refirió al resultado electoral que tiene paralizado aquel país. "Refleja la falta de perspectivas del pueblo griego en la actualidad. Hablando con franqueza, no sé si la austeridad sacará a Grecia de esta situación".

La novela de Márkaris juega con un sueño que gana terreno en los últimos tiempos, el asesinato de un banquero. "Creo que esta obra lleva a cabo la realización de una fantasía de los lectores griegos, que cuando se me acercan me dicen que es ingeniosa la idea, pero que lástima que no podamos asesinar de verdad al banquero".

Ahora en Grecia se ha publicado la segunda entrega de esta trilogía. En ella, el autor se adentra en el asesinato de otro "sujeto interesante: el evasor de impuestos", otra fantasía. De hecho, el escritor ha advertido en la contraportada del libro, según confesó ayer, de que por favor no se imite lo narrado en la novela. "Si matáis al evasor, no podremos recuperar el dinero que robó", bromeó.

La segunda parte de Con el agua al cuello ya se está traduciendo al español, pero la tercera tendrá que esperar hasta que "se clarifique el horizonte económico".

"La realidad en la segunda novela es peor que en la primera porque la vida diaria del país ha ido a peor", dijo el autor, para quien, en cualquier caso, "siempre hay esperanza". "Yo recomendaría empezar con mi primera novela y, para cuando el lector termine la última de esta trilogía, quizá la crisis ya se habrá evaporado. espero que en el futuro se considere un relato histórico de una crisis concluida", finalizó.


  • 1