Local

"Mi padre es exactamente lo que parece, Eduard es genuino"

Escritora y divulgadora, colabora ahora en el programa Redes, que dirige su nada clasificable padre, el singular Eduard Punset.

el 04 nov 2012 / 18:32 h.

Elsa Punset.

-Es la primera vez que usted y su padre, Eduard, trabajan juntos en un programa de TV. ¿Cómo ha afrontado este reto?
–Pues con mucha ilusión y con la humildad con la que suelo afrontar todos los retos: intentando prepararme muy bien. Nunca escatimo esfuerzo ni pasión, y tengo que creer mucho en lo que hago.

–¿Es muy estricto su padre?
–Es muy exigente y su directriz es honestidad y exigencia, trabajo duro. Desde pequeños siempre hemos oído hablar de la importancia del trabajo duro. Creces con ello y ves que tiene enormes ventajas. 

–¿Y le ha pedido algo en concreto?
–No, es curioso. Hablamos de cómo veíamos la sección. Le comenté qué podía aportar en función de la experiencia que he acumulado durante los años en televisión y a partir de ahí me dijo: “¡Adelante!”

–¿Qué nos va a enseñar?
–Hablo mucho de algo que llevo años haciendo en las escuelas: el aprendizaje social y emocional, lo que llaman inteligencia emocional: comprender cómo somos por dentro, qué mecanismos nos mueven para que no seamos marionetas, sino que podamos transformar el mundo.

–Es divulgadora, escritora, comunicadora... ¿Con qué se queda?
–Si se fija, todo es lo mismo. A mí me encantan los libros. Si tuviera que quedarme con una cosa, me quedo con poder influir y ayudar. Todos esos palos que usted menciona son formas de influir y ayudar. Si me dijesen: “Elsa, solo puedes hacer una cosa en la vida”, diría que escritora. Cuando escribo tengo ese tiempo de pensar cada palabra, porque pienso en la persona para la que lo hago. 

–¿Todavía hay gente que le cuelga la etiqueta de hija de?
–¡Es que soy como todo el mundo! Tengo un padre y una madre. 

–Pero no todos los padres se llaman Eduard Punset.
–Es lo mismo. De tus padres aprendes determinadas cosas y tu vida se caracteriza mucho por cómo reaccionas a lo que te enseñaron. Y luego tienes tu camino por hacer. Yo he sido siempre muy independiente. Antes de colaborar con él, he publicado tres libros, he trabajado en la tele, y he hecho una serie de cosas siendo muy fiel a mí misma. 

¿Y esa imagen de sabio despistado la conserva en la distancia corta?
–Sí, es exactamente lo que parece, es genuino. 

–¿Todavía le sorprende?
–Sí. Cuando todo el mundo se queda viendo el árbol, él es capaz de ver el conjunto, el bosque. Es algo que me impresiona. Es un visionario.

–¿Me puede dar una receta para salir del bache actual?
–Pues comprender lo que te pasa y ser consciente del poder que tienes para cambiar muchas cosas. Somos realmente la sociedad de los que delegan. Siempre hay alguien que hace algo por ti: alguien que educa a tus hijos, y también alguien que te dice lo que debes hacer en todo momento. Y vamos a madurar en ese sentido.

  • 1