lunes, 10 diciembre 2018
09:44
, última actualización
Deportes

“Mi único objetivo del año es clasificarme para Río”

La windsurfista sevillana Marina Alabau se prepara para luchar por una plaza en los Juegos de Río tras su notable retorno a la competición

el 06 ene 2015 / 20:05 h.

VELA SANTANDER 2014 Marina Alabau, en el pasado Mundial de Santander. Foto: EFE. Marina Alabau sigue entrenando duro en Tarifa buscando su mejor forma. Tras tomarse un año sabático después de dar a luz, volvió a la primera línea de batalla en 2014 logrando brillar más de lo que ella misma hubiera podido soñar. En el punto de mira tiene lograr billete directo para los Juegos Olímpicos de Río. La única plaza disponible en la clase RS:X se la va a disputar con su paisana y compañera de club Blanca Manchón. —¿Esperaba un año 2014 tan brillante? —La verdad es que era una incognita ya que después del embarazo no sabía como iba a reaccionar. Empecé los entrenamientos en diciembre de 2013 con el objetivo de  volver al nivel en el que estaba antes y sin lograrlo del todo he quedado subcampeona de Europa y del Mundo. El balance es magnífico. —¿Se podía imaginar que iba a ganar una plata en un Mundial tan pronto? —No me lo esperaba. Físicamente llegaba al Mundial de Santander muy justa y los primeros días de la competición estuve muy lejos de los mejores puestos. Sin embargo, en los momentos decisivos de la competición cambio el viento y provocó que hubiera que tirar más de técnica que de físico y fui subiendo posiciones hasta acabar segunda. Fue el mejor momento del año. —¿Y del 2015 qué espera? —Este año nos jugamos la clasificación para los Juegos Olímpicos  y es en lo que nos vamos a centrar. La selección empieza en octubre en Oman  y aunque aún está un poco lejos, ya estamos entrenando muy duro en la parcela física. Sólo hay una plaza y me la juego con Blanca Manchón que, pese a que la pasada temporada no lo hizo demasiado bien,  no va a ser nada fácil superarla. —Dos sevillanas del mismo club luchando por una plaza olímpica, ¿Hay pique? —Mantenemos un pique sano. La competencia que mantenemos  nos sirve a las dos para mejorar nuestro nivel.  Es mala suerte que sólo una pueda ir a los Juegos en la clase RS:X.  El año pasado quedé por delante de ella en las competiciones importantes, algo que ni mucho menos me esperaba.  Esta temporada voy a entrenar mucho  más que la pasada, así que espero obtener mejores resultados. —En la Copa del Mundo y respecto al ránking, ¿cuál es su objetivo? —Ambas cosas me dan igual. Mi único objetivo es clasificarme para Río 2016 y una vez allí intentar subirme al podio. Las rivales por las medallas serán las de siempre: la francesa Charline Picon, las italianas Linares y Tartaglini y la británica Bryony Shaw. —La pasada temporada compitió menos de lo habitual , ¿Cómo se tiene planteada la presente? —Será muy similar. La competición tampoco tendrá un papel demasiado importante ya que me voy a centrar en los entrenameintos sobre todo.   Cuando se va a competir se pierde demasiado tiempo y yo me quiero centrar en detallitos que sé que tengo que mejorar y pulir.Además con la niña es más complicado viajar, así que será un año muy parecido al anterior. —¿Tiene previsto viajar a Brasil para entrenar en el campo de regatas olímpico? —Ya estuve compietiendo en la zona el año pasado. El día 10 de enero me vuelvo a ir a Río y en febrero también volveré a entrenar al campo de regatas. —¿Cómo ha cambiado su vida deportiva tras la maternidad? — Ha cambiado bastante ya que ahora la prioridodad es mi bebé. El primer año necesitaba muchas atenciones , por eso viajé menos a competiciones. Trás el año sabático  empecé poco a poco a entrenar y tengo que reconocer que fue bastante duro. Fue aumentando gradualmente la dureza de entrenameintos y afortunadamente he ido cogiendo fuerza y resistencia y a enero de 2015 puedo decir que ya estoy casi al 100 %. De todas formas hay que decir  que el físico no lo es todo. La experiencia y la técnica de  navegación siempre están ahí. —Y ahora, ¿Cómo sonm sus jornadas de trabajo en las aguas de Tarifa? —Ahora nos estamos centrando en la parcela física. Entreno entre tres y cinco horas  haciendo bicicleta y gimnasio y en unos días voy a empezar a hacer trabajo en el agua durantre cuatro o cinco horas más. Tarifa tiene unas condiciones magnificas para entrenar y además me gusta la forma de vida que tiene este sitio.

  • 1