Local

Mi voto cuesta 15,6 euros

Siempre se ha hablado en épocas electorales de la existencia de compra de votos, pero ahora, gracias a internet, se puede seguir con transparencia el precio de un sufragio en subasta pública: por el momento 15,60 euros.

el 15 sep 2009 / 00:18 h.

TAGS:

Siempre se ha hablado en épocas electorales, de forma más o menos metafórica, de la existencia de compra de votos, pero ahora, gracias a internet, se puede seguir con transparencia el precio de un sufragio en subasta pública: por el momento 15,60 euros.

En las elecciones generales del 9 de marzo la red virtual sirve a algunos ciudadanos, pocos de momento, para vender su voto al mejor postor, y la puja se puede seguir en el portal ebay.

Los anuncios de quienes están dispuestos a vender su derecho constitucional al sufragio son muy similares. Todos dicen ser conscientes de lo que están haciendo, prometen seriedad en el cumplimiento del compromiso e, incluso, ofrecen pruebas gráficas del momento del sufragio para que no haya engaño.

Un votante canario es quien más ha conseguido mover la subasta hasta ahora, con 11 once pujas desde que el sábado abriese a un euro. Este votante, que hace un llamamiento a los partidos canarios para que "aprovechen su oportunidad", ha revalorizado su papeleta hasta los 15,60 euros. El elector explica que ha decidido vender su voto "a cualquier partido político o ideología (si la tuvieran)" ante lo reñido de los pronósticos sobre el resultado electoral, y garantiza "total confidencialidad y anonimato" al ganador de la subasta.

Con un texto casi idéntico otro votante ha expuesto su sufragio con un precio de salida de 9,99 euros, pero aún no aparece ninguna puja para él en el portal ebay. Este ciudadano se declara indiferente a vender su voto "a asociaciones de vecinos, partidos políticos de izquierdas, derechas o centro, si es que existe".

Del Puerto de Santa María (Cádiz) proceden otros de los subastadores del voto, que también hacen un llamamiento a los partidos de su provincia para aprovechar esta oportunidad.

Quien más garantías ofrece al cliente es un votante de Pontevedra que se compromete a que todo el proceso, desde la elección de la papeleta hasta su introducción en la urna, será grabado en vídeo y entregado al ganador "para que se asegure de que se ha cumplido el trato". "El ganador de la subasta tiene derecho a recibir este vídeo", dice el ciudadano. En caso contrario "será devuelto el importe de la subasta".

Eso sí, es imprescindible que el ganador de la subasta haya ingresado el importe final en la correspondiente cuenta bancaria antes del 8 de marzo.

  • 1