Local

Micaela Navarro rechaza las palabras de Guerra sobre la juez Alaya

En su opinión, "las cosas están bien o  mal en función de lo que se ha dicho, no de quien lo diga".

el 11 nov 2011 / 11:46 h.

TAGS:

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha rechazado las declaraciones realizadas por el candidato número uno del PSOE sevillano al Congreso de los Diputados, Alfonso Guerra, sobre la jueza que instruye el caso de los ERE, Mercedes Alaya, porque, en su opinión, "las cosas están bien o mal en función de lo que se ha dicho, no de quien lo diga".

En declaraciones a los medios de comunicación tras asistir a la apertura de la VI Feria Provincial de Empresarias de Sevilla, la consejera ha señalado que no comparte "en absoluto" las palabras de su compañero socialista acerca de la supuesta "relación fuerte" que existe entre esta juez y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP).

"No estoy de acuerdo en absoluto con este tipo de manifestaciones. Yo sinceramente no lo escuché, pero por lo que leí ayer en la prensa, la historia no estaba en el ámbito profesional, donde todos tenemos claro que hay que respetar escrupulosamente las decisiones que como profesional está tomando; y si es en el ámbito de lo personal, cada uno en su vida puede hacer lo que estime oportuno y conveniente. Cada uno puede ser amigo a amiga de quien estime y en eso no tenemos ninguno derecho a opinar", ha argumentado.

En esta misma línea, Navarro ha afeado a Guerra que haya hecho estas declaraciones en plena campaña electoral, una situación que, a su juicio, no puede servir de excusa que "para decir cualquier cosa". "Hay que tener mucho cuidado y ser muy respetuosos en todo momento para que, ni de manera directa ni indirecta, nadie pueda sentirse agredido", ha recalcado.

Con todo, la consejera no cree que su compañero de filas en el PSOE lo hiciera con mala fe y al respecto ha señalado que, "a veces, a lo mejor la intención de quien lo hace no es la de agredir, pero el límite está en que la persona que lo recibe se pueda sentir agredida".

"Yo no estaba presente en el momento en que lo dijo y no sé si fue un lapsus o no, pero independientemente de eso digo que no comparto esa expresión porque, para mí, las cosas están bien o mal en función de quien se ha dicho, no de quien lo diga y, con mis respeto a cómo lo dijera, lo que se ha traducido (de esas declaraciones de Guerra) no lo comparto", ha insistido.

  • 1