La andaluza Micaela Navarro será la primera mujer que presida el PSOE en toda su historia

La socialista andaluza Micaela Navarro será la presidenta del PSOE liderado por Pedro Sánchez, que será proclamado secretario general de los socialistas en el congreso federal extraordinario de este fin de semana.

el 25 jul 2014 / 20:45 h.

MicaelaLa socialista andaluza Micaela Navarro será la presidenta del PSOE liderado por Pedro Sánchez, que será proclamado secretario general de los socialistas en el congreso federal extraordinario de este fin de semana. Fuentes cercanas a Sánchez han confirmado que Navarro, que ahora es presidenta del PSOE andaluz, ha aceptado la propuesta formulada por el líder electo socialista para presidir el partido en sustitución de José Antonio Griñán. Navarro lleva ocho meses como presidenta del PSOE-A, del que Susana Díaz es secretaria general y casi con toda probabilidad tendrá que dejar ese cargo para ocupar la presidencia federal. Micaela Navarro, la nueva presidenta del PSOE, regresa una década después a la Ejecutiva federal del partido, donde ya ocupó las secretarías de Participación de la Mujer (1997-2000) y de Igualdad (2000-2004). Navarro (Andújar, Jaén, 1956) será la primera mujer que preside el PSOE en sus 135 años de historia y sustituirá en el cargo al también andaluz José Antonio Griñán. Actualmente ocupa el cargo de presidenta del PSOE andaluz desde noviembre de 2013, cuando volvió -de la mano de la presidenta de la Junta y secretaria regional del partido, Susana Díaz- a la primera fila de la política andaluza. La nueva presidenta del PSOE, que respaldó a Alfredo Pérez Rubalcaba en el último congreso federal, en el que la federación andaluza avaló a Carme Chacón, fue durante ocho años consejera de Igualdad y Bienestar social con Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Referente indiscutible de la potente agrupación socialista de Jaén, en el congreso regional del partido en 2012 fue clave para que el sector crítico obtuviera el 30 por ciento de respaldo y no votara a favor de José Antonio Griñán como secretario general del PSOE-A. Entonces salió de la dirección regional y, después de las elecciones autonómicas de 2012, Griñán tampoco contó con ella para su nuevo gobierno. Con su nombramiento como presidenta del PSOE-A, Susana Díaz dio un paso decisivo para conseguir la unidad del partido que buscaba. Navarro, que trabajó como jornalera, es puericultora y madre de dos hijas, y entre sus aficiones destaca el senderismo. De carácter afable, durante los ocho años que formó parte del Gobierno andaluz siempre encabezó el ránking de los consejeros mejor valorados en las encuestas. Navarro cuenta con una amplia experiencia en asuntos sociales y en la defensa de los derechos de la mujer, materias que centraron su trabajo tanto en el ámbito municipal como en el Senado y en el Congreso, y tuvo una participación muy activa en la ley de violencia de género del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Inició su actividad política en la década de los 80 en los movimientos vecinales y de mujeres de Andújar, fue concejala de la Mujer y Asuntos Sociales en su localidad natal entre 1991 y 1995, y en las elecciones generales de 1996 y de 2000 concurrió como cabeza de la lista del PSOE por Jaén al Congreso de los Diputados. En 2004 Chaves le eligió para formar parte del Gobierno andaluz y muchos la consideraron la "estrella" del nuevo Ejecutivo, aunque ella siempre quiso huir de esa etiqueta. Navarro avaló la candidatura de Susana Díaz en las primarias del PSOE andaluz, escenificando con un abrazo entre ambas la unión entre las diferentes posiciones dentro del partido.

  • 1