Deportes

Míchel: "La primera parte ha sido la perfección absoluta"

El entrenador sevillista recuerda a sus jugadores que la adrenalina la deben poner ellos "y no el rival".

el 19 nov 2012 / 00:06 h.

El entrenador del Sevilla, Míchel, no recuerda un juego de tan alto nivel como el que desarrolló el Sevilla durante la primera parte y que le valió para irse 4-0 al descanso. Ya en los micrófonos de Canal Plus dejó un adelanto antes de meterse en el vestuario. "Ni de joven recordaba una primera parte así". Pero cuando llegó a la sala de prensa regaló más elogios a sus jugadores. "Los primeros cuarenta y cinco minutos han sido la perfección absoluta. Sólo puedo felicitar a mis jugadores porque yo hubiera sido incapaz de poder transmitirles todo lo bueno que han hecho en la primera parte", explicó el técnico.

Por estos motivos y para que sus jugadores no vuelvan a dar la de arena en la próxima visita al Atlético de Madrid, el entrenador sevillista recordó, como viene siendo su discurso habitual, "que una vez más queda claro que hay que explotar el gran potencial de la plantilla", la única fórmula a su juicio para estar al final de temporada en la parte alta de la clasificación.

Y las causas del gran juego del primer tiempo también las tuvo el entrenador muy claras durante su comparecencia: "Hemos sido muy superiores desde el primer momento, estábamos empujando y lo que ha pasado es que hemos entrado muy bien en el partido y hemos ido por el rival. Este es un equipo grande y así lo percibo. Si haces esto a un equipo aún más grande no le metes cuatro goles pero ha sido hoy contra el eterno rival".

Aunque en la segunda parte el equipo no mostró la misma intensidad, Míchel aseguró que en el descanso habían acordado ir con la misma intensidad para intentar meter más goles. "No quisimos bajar los brazos y el juego de la segunda sólo obedece a lo deportivo", por lo que Míchel descartó que sus jugadores no quisieran hacer más daños al eterno rival. Por último, el técnico quiso recordar a sus jugadores que la adrenalina no la debe pone el rival: "Tenemos que ponerla nosotros", remarcó.


  • 1