jueves, 17 enero 2019
08:46
, última actualización
Deportes

Míchel: motivar más que cambiar

El técnico madrileño apuesta por un nuevo sistema, muy similar en realidad al último de los tres que empleó Marcelino.

el 09 feb 2012 / 21:53 h.

Míchel, con Javi Varas.

El Sevilla espera como agua de mayo un cambio para bien tras la destitución de Marcelino y la apuesta por Míchel. El técnico madrileño trabaja desde el primer día con un nuevo sistema (4-3-3), distinto a los que empleó su antecesor en el banquillo, aunque no deja de tener cierta similitud sobre el papel con el utilizado desde la llegada de Reyes.

Marcelino comenzó la temporada con un 4-4-2, sistema condicionado fundamentalmente a la decisión de jugar con dos pivotes y de alinear o no a Kanouté como acompañante del indiscutible Negredo. Manu, sin ser punta nato, ejerció como tal en varias ocasiones junto al vallecano.

A medida que Rakitic dejó atrás su lesión, Marcelino dio le hizo sitio junto a Trochowski, retrasando a Gary Medel, para jugar con un 4-1-4-1. Manu y Perotti alternaron en banda izquierda y Negredo siguió arriba, ya como único punta. Cuando éste causó baja, Manu ocupó su puesto.

Pese a los cambios, la irregularidad obligó a buscar refuerzos. Llegó Reyes y Marcelino decidió volver a jugar con dos pivotes para poner al utrerano detrás de Negredo, en un sistema 4-2-3-1 que empleó hasta la visita a Málaga. Frente al Villarreal, en su despedida, recuperó el 4-4-2 para alinear a Kanouté y Negredo.

UN POSIBLE ONCE CON NOVEDADES. Ahora, Míchel recurre al cuarto sistema que utiliza el Sevilla en lo que va de temporada. Este jueves hizo pruebas sobre el césped de la ciudad deportiva con el 4-3-3 y esbozó un posible once de cara a su debut. Aunque quiso ver en acción a todos los efectivos, el equipo base con el que trabajó presenta algunas novedades.

Salvo sorpresa, Javi Varas seguirá bajo palos, con lo que Palop deberá esperar su oportunidad otra vez . Coke, Cala, Spahic y Luna serían los cuatro zagueros en Anoeta, ya que Fazio está lesionado y Escudé es baja por sanción, aunque lo más llamativo fue ver a Luna en el puesto de Fernando Navarro. Por delante, una línea de tres con Medel, Rakitic y Reyes, siendo éste pieza clave en el esquema, pues tendrá más peso a la hora de crear juego, libertad para caer a banda y habilitar a la línea más avanzada, formada por Jesús Navas, Negredo y Manu. Míchel también probó a Kanouté y Babá como puntas. No se puede descartar nada.

  • 1