miércoles, 14 noviembre 2018
08:47
, última actualización
Deportes

Míchel: "Nuestro objetivo es estar en Europa y cuanto más arriba mejor"

El técnico sevillista avisa de que aunque pretende jugar con un 4-3-3, serán las circunstancias las que marquen el sistema.

el 11 jul 2012 / 11:43 h.

El entrenador del Sevilla, José Miguel González del Campo ‘Míchel', ofreció ayer desde la concentración que está llevand a cabo el primer equipo nervionense en Costa Ballena su primera rueda de prensa de la pretemporada, en la que ha abordado varios temas de actualidad y se ha atrevido a trazar un objetivo al que aspirar en la temporada que está a punto de comenzar.

El técnico tiene claro que su equipo debe acabar al menos entre los seis primeros, y dentro de esos puestos tratar de estar lo más arriba posible. "Nuestro objetivo es estar en Europa, y si nos tenemos que ir sabiendo la letra de algún himno mucho mejor. El año pasado, aun estando tan irregulares, muchas veces pienso que si le hubiéramos metido el penalti al Levante... eso tiene que ver con un equipo con los recursos de este Sevilla, que tiene opciones hasta el final aun estando mal", recordó, aunque de todas maneras tiene claro que "este equipo no puede permitirse quedar el noveno, eso nos ha hecho daño y es algo que recordaremos a diario a los jugadores porque nos servirá de acicate y de motivación extra".

Para ello, el entrenador tiene claro que no se pueden repetir algunas cosas que sucedieron la pasada campaña. "El año pasado en tres meses nos fue difícil empezar una comida, una charla o un desplazamiento a su hora. Eso ha cambiado. El que se equivoque lo tiene que pagar. Dijimos que queríamos orden, disciplina, exigencia... y se está cumpliendo".

De hecho, esa es una de las cosas básicas que Míchel quiere inculcar en sus pupilos para que no se repita lo del pasado ejercicio. "Los jugadores han reflexionado mucho y eso ha facilitado nuestro trabajo. Están en otra compostura y eso se nota. El equipo comenzó la temporada pasada con cuatro victorias y cuatro empates, pero luego se cayó no sabemos por qué. No queremos que se vuelva a repetir".

Nombres propios. Míchel también tuvo tiempo para explicar lo que le va a exigir a varios de los activos del Sevilla. Desde el director deportivo Monchi hasta el recién llegado Bryan Rabello fueron objeto de su análisis.

El madrileño admitió estar tranquilo con la planificación de la plantilla. "Monchi es muy exigente con su trabajo y yo le digo muchas veces que esté tranquilo, que las salidas y las entradas se van a solucionar. No hay mucho más dinero para reforzar al plantel de aquí al final del mercado por lo que hay que tener salidas para poder hacerlo. Teníamos que reforzar defensa, centro del campo y delantera y alguna posición se ha reforzado sin que haya venido nadie de fuera".

En este sentido, Míchel aseguró que no le inquieta una posible salida, ni siquiera la de Álvaro Negredo. "No temo nada de eso. Vender a jugadores siempre ha pasado y este club ha resurgido. Siempre tiene preparado un plan de emergencia".

De los que se quedan, fueron interesantes sus opiniones acerca de Andrés Palop: "Es el capitán y se va a quedar. La otra elección de los capitanes la harán los jugadores, pero el capitán es él". Con el que sí es más crítico es con Reyes, al que espera sacarle todo el rendimiento posible. "Allá él como no se sienta importante y adopte responsabilidades en el equipo. Va a haber mucha competencia y tampoco podemos esperarlo eternamente".

Tampoco tiene ninguna duda sobre Gary Medel pese a los altercados que ha protagonizado en sus vacaciones en Chile. "Tengo la fortuna de no conocer a ese otro Gary y cuando vi un indicio de conocerle, se frenó. Está trabajando muy bien y es un jugador importantísimo, fundamental para nosotros", reconoció.

El madrileño habló también de Bryan Rabello, una de las sensaciones de lo que va de temporada. "Ha tenido una puesta en escena y una presentación espectacular, algo extraño en un chaval joven. Pero también sabemos que le vendrá el bajón, porque es un chaval, un niño".

Por último, comentó que aún no sabe qué sistema utilizará al inicio de la competición. "No tengo claro que vayamos a jugar siempre con el 4-3-3, ya que hay jugadores que nos van a marcar y vamos a trabajar con dos sistemas. Me gusta mucho jugar con tres centrocampistas y tres delanteros, pero también entiendo que el equipo, dependiendo de cómo sea la confección final, nos puede obligar a jugar de otra manera en determinados partidos".

El caso Piris. Míchel aseguró que no está nervioso por como camina la planificación de la plantilla, aunque también afirmó que cuenta con Iván Piris al que espera tener ya bajo su mando a la vuelta del primer stage que se está llevando a cabo en Costa Ballena y que terminará este sábado.

"Estamos esperando la rescisión de su contrato con el Sao Paulo y esperamos que se haga a lo largo del día. Contamos con que va a venir. Le espero para final de semana, pero se incorporaría para la próxima. Está activo y vendrá para jugar. Sube y centra. Ha jugado con defensa de cuatro, de tres... Técnicamente no lo hace mal y será una buena competencia para Coke. Va a jugar en el club que quiera. Si firma con la Roma, qué le vamos a hacer. Pero él está encantado con venir al Sevilla y así me lo ha comunicado", reconoció el entrenador.

Aunque no es un fichaje en sí, Míchel se mostró satisfecho con el rendimiento de Romaric hasta el momento. "Está cumpliendo con las expectativas que yo tenía. Es un jugador del Sevilla mientras no se demuestre lo contrario. ¿Quién me dice a mí que no va a ser importante para el futuro?".

  • 1