miércoles, 19 diciembre 2018
03:41
, última actualización
Deportes

Míchel: "Sé lo que me juego y sé lo que se juega mi equipo"

El técnico del Sevilla destaca la motivación de sus futbolistas y se muestra tranquilo: "Vivo en la presión mejor que en una bañera de espuma". Además, cree su equipo "va a ganar bien".

el 01 may 2012 / 11:24 h.

Míchel ha hablado largo y tendido de su primer derbi y ha dejado claro lo mucho que hay en juego. "Tenemos que ser más regulares, agresivos y conscientes de la situación que nunca. Aunque no lo necesitamos, porque tenemos enfrente un derbi y eso son palabras mayores. La obligación es ganar incluso si no nos jugásemos nada. El Sevilla se juega siempre su prestigio. He leído alguna declaración de algún futbolista del Betis diciendo 'Nosotros no nos jugamos nada', pero en nuestro caso nos jugamos siempre algo", comenta.

El técnico no ha querido vincular su futuro al resultado del derbi, aunque es consciente de la importancia que puede tener. "Sé lo que me juego y sé lo que se juega mi equipo, pero por encima de los entrenadores están los clubes. No hace falta haber disputado un derbi para saber lo que se siente. Mis futbolistas están deseando jugarlo. Es imposible pasar de puntillas por este partido. Además, queremos, necesitamos y saldremos a ganar. Pienso que vamos a ganar bien".

"Mis posibilidades pasan por que el Sevilla esté bien. Yo quiero ganar siempre. Me encanta la presión, no sé vivir sin ella. Vivo en la presión mejor que en una bañera de espuma. Aunque sólo sea por prestigio personal, quiero ganar siempre. Si me pongo a doscientos en un partido de veteranos, ¡imaginad ahora! Pienso que vamos a ganar, que vamos a ser convincentes y que no habrá dudas sobre el entrenador ni los jugadores", añade.

Míchel, con bastante buen humor en todo momento y ganas de subir el ánimo, no ha querido hacer cuentas cuando se le pregunta por las opciones de disputar competición continental. "Ya he visto algunas calculadoras en la basura porque los resultados son cambiantes. Sólo pienso en el 3, el número de puntos que necesitamos en este partido", dice el madrileño, que destaca la motivación de su equipo: "He visto las ganas de dejar al rival en la cuneta en estos dos entrenamientos".

Además, afirma que "los canteranos son la fuerza de este vestuario, el alma de este equipo". "Veo a Navas muy bien, a Cala, a Luna hay que pararlo... Javi Varas es más sencillo. El que está imparable es Babá. Campaña... bueno, éste es más dromedario", dice sonriente.

LA PORTERÍA. Míchel también se ha referido a la recuperación de Palop, que ha causado sorpresa, ya que ni siquiera estuvo en el banquillo del Bernabéu. "Tengo claro quién va a ser el portero. Yo me fío de lo que me digan los jugadores. Parto siempre de la base de que quieren jugar. Hoy nos ha ocurrido algo parecido pero a la inversa, con Perotti, que quería participar pero al final no podrá hacerlo. También nos pasó con Spahic. En nuestro caso, no hay ninguna sospecha sobre algún jugador", explica.

El técnico del Sevilla se guarda sus cartas hasta última hora, y lo argumenta con estas palabras: "No quiero decir la alineación porque en el último partido dos jugadores me dijeron que no estaban en condiciones de jugar". 

Con todo, tiene claro cómo hay que jugar. "Lo que me preocuparía es que no generásemos ocasiones. Negredo, en los últimos partidos, ha sido el alma de nuestro ataque", destaca el madrileño, haciendo hincapié en la necesidad de "tener la pelota, tener profundidad y que el rival no se sienta cómodo". 

Coke ha sido otro de los nombres propios de la rueda de prensa. Míchel defiende al lateral. "No le están saliendo las cosas como otros años y es normal que esté afectado, pero esto es un deporte de todos y no se puede echar las culpas a un jugador. Coke es un tío estupendo".

Por último, habla de su relación Pepe Mel y de la posibilidad de haber sido entrenador del Betis. "Es una relación normal: ni distante, ni fría, ni cordial; es normal. Yo no sé lo que él me considerará", dice Míchel, que añade: "Ya lo dije cuando firmé por el Sevilla. Cuando uno está sin trabajo tiene un sentimiento contradictorio. Quieres trabajar, pero sabes que hay otro compañero que lo está pasando mal... No pensaba en la posibilidad de vivir este derbi con el Betis. Además, la corbata roja me sienta bien, o eso me dicen al menos".

 

 

  • 1