Deportes

Míchel seguirá por el momento

El club decide mantener al técnico en su cargo pese a la mala racha de resultados del equipo.

el 21 dic 2012 / 18:03 h.

El dimitido Primer Ministro italiano, Mario Monti.

Míchel seguirá al frente del equipo. Así lo ha decidido el club en plena marejada tras la derrota del pasado jueves en Anoeta, octava que sufre en las doce últimas jornadas. Durante este periodo, el Sevilla sólo ha logrado dos victorias y dos empates, racha que lo ha situado más cerca de los puestos de descenso que de los de competición continental.

Pese a ello, el consejo de administración, con su presidente José María del Nido a la cabeza y Monchi, subdirector general deportivo, entiende que debe seguir apostando por un entrenador cuyo crédito ha quedado muy tocado tras este nuevo varapalo.

Míchel, por tanto, se sentará en el banquillo del Ramón Sánchez-Pizjuán el próximo 5 de enero ante Osasuna, un partido que deberá ganar si quiere seguir al frente del equipo. Si hasta ahora el técnico había salido indemne de la gran mayoría de las críticas, el fiasco vivido ante la Real Sociedad dirige muchas miradas hacia su figura. Míchel no logra hacer que el equipo levante el vuelo y, además, en los últimos partidos algunas decisiones suyas han dado bastante que hablar.

Entre ellas, y por ser la más reciente de todas, la decisión de sustituir a Reyes en Anoeta cuando era el mejor futbolista sobre el césped en esos momentos. También la decisión de mantener a Cicinho en el banquillo, vistas las carencias de Coke, está siendo criticada, al igual que la idea de retirar del campo a Kondogbia días atrás, frente al Málaga, algo que acusó el equipo y que también sorprendió a muchos.

Por otra parte, la rueda de prensa que el técnico ofreció en tierras donostiarras tras el partido mostró a un Míchel apagado -no le faltan motivos- y sin saber qué hacer en vista de que las soluciones, como él mismo reconoció, no están dando resultados. La imagen del Míchel optimista, confiado en que su trabajo dará frutos, no se vio por ninguna parte. Más bien todo lo contrario, y esto...

El crédito y la realidad. Del Nido y Monchi han defendido al madrileño con ahínco. El problema es que por mucho que crean en sus posibilidades, la ley del fútbol no perdona y los resultados han situado al equipo en la zona baja de la clasificación. El crédito de Míchel se ha reducido por todo lo anteriormente expuesto, de tal forma que el partido contra Osasuna del próximo día 5 será el que determine su futuro en el banquillo nervionense.

Capítulo aparte merece el asunto del mercado invernal. La situación puede provocar un cambio de opinión en el club al respecto... siempre y cuando cuadren las cuentas. Nada se puede descartar en estos momentos.

 

  • 1