domingo, 18 noviembre 2018
09:11
, última actualización
Deportes

Míchel-Simeone: duelo de dos revulsivos

Dos entrenador que fueron fichados para lavar la cara a Sevilla y Atlético de Madrid...y de momento lo consiguen. Cruce de caminos con el mismo objetivo de lograr plaza europea.

el 28 feb 2012 / 21:16 h.

Jonathan Pereira pelea con Jairo, del Racing, en el duelo de ida.

Aunque el Atlético de Madrid supera en títulos y en la clasificación histórica de la Liga al Sevilla, en los últimos años el conjunto de la ribera del Manzanares y el nervionense caminan casi de la mano en cuanto a objetivos, alegrías y sinsabores. Este temporada no es una excepción y, de hecho, llegan al duelo que les enfrenta el próximo sábado empatados a 32 puntos y jugándose el goal-average particular tras empatar en la ida en el Calderón. Pero además, será interesante conocer el desenlace de la primera batalla que dirimirán Míchel y Diego Pablo Simeone desde los banquillos como entrenadores. Los dos exfutbolistas han llegado en parecidas circunstancia al Sevilla y al Atlético de Madrid. El argentino llegó al banquillo del Calderón para sustituir a Gregorio Manzano antes de que acabara el 2011 para enderezar el rumbo de un equipo que había sido eliminado de la Copa del Rey por el Albacete, de Segunda División B, y que caminaba sin pena ni gloria por la Liga, ocupando el undécimo puesto y estando a apenas cuatro puntos del descenso, mientras veía que la Champions quedaba a diez puntos. Desde entonces, Simeone ha insuflado a sus jugadores la garra que él mostraba de jugador y en ocho partidos ligueros ha conseguido tres victorias, cuatro empates y sólo una derrota, que llegó el pasado domingo ante el FC Barcelona, y ahora está a sólo tres puntos de la zona que da acceso a la Liga de Campeones. Además, en la Europa League se ha clasificado para los octavos de final tras ganarle los dos partidos de la eliminatoria a la Lazio.

Más reciente ha sido la llegada de Míchel, pero las circunstancias del Sevilla eran similares a las de su rival del sábado. Después de no lograr la victoria en siete partidos seguidos, verse apeado de la Copa y encontrarse a seis puntos del cuarto puesto, el consejo de administración decidió cesar a Marcelino García toral y darle la alternativa al madrileño, que esperaba equipo después de completar dos temporadas enteras con el Getafe. En apenas tres partidos, Míchel parece haber conseguido que el equipo despierte. Empezó con derrota ante la Real Sociedad, pero las dos victorias consecutivas logradas ante el Osasuna y el Valencia -ésta con remontada incluida- han reanimado las ilusiones de la afición sevillista.

Míchel y Simeone sí que se vieron las caras en varias ocasiones como jugadores, el madrileño vistiendo siempre la camiseta del Real Madrid y el argentino las del Sevilla y el Atlético de Madrid. En los duelos personales, el actual técnico del Sevilla sale ganando casi por goleada. Míchel y Simeone coincidieron en el césped en siete ocasiones en Liga, contando el hoy nervionense cinco victorias, un empate y una sola derrota. Ésta, curiosamente, llegó en el primer encuentro en el que coincidieron, un Sevilla-Real Madrid de la 92/93 que ganaron los locales por 2-0. Ese fue el único triunfo del argentino, que siempre perdió ante el Madrid de Míchel como colchonero, ya que el empate fue un Madrid-Sevilla de la 93/94 que acabó sin goles. En estos duelos, Míchel hizo dos tantos y Simeone ninguno. Cambiando de tercio, Míchel también tiene a su favor otros datos como jugador. Se enfrentó al Atlético de Madrid en Liga en veintitrés ocasiones, logrando la victoria en catorce, empatando cinco y perdiendo sólo cuatro, mientras que Simeone, en sus ocho enfrentamientos ante el Sevilla ganó dos -ninguno de ellos en el Sánchez Pizjuán-, empató cuatro y perdió otros dos. Por último, el hoy técnico sevillista se ha medido en cuatro ocasiones siendo entrenador ante el equipo rojiblanco. En ellas se alzó con dos victorias, arrancó un empate y sólo cedió una derrota.

  • 1