lunes, 17 diciembre 2018
10:08
, última actualización
Deportes

Míchel y sus números para renovar

Desde su debut, el plantel de Nervión ha sumado 19 puntos de 36 posibles, cifras que le permiten ser el cuarto mejor equipo del torneo. Ya hay contactos para renovar.

el 18 abr 2012 / 20:32 h.

Míchel tiene números de Champions.

El entrenador del Sevilla, José Miguel González Martín, Míchel, ha firmado números de Champions desde que debutó en el banquillo del conjunto blanquirrojo en San Sebastián. Desde aquel choque de Liga, saldado con derrota ante la Real Sociedad (2-0), el plantel de Nervión ha sumado 19 puntos de 36 posibles, cifras que le permiten ser el cuarto mejor equipo del torneo en un tramo liguero que comprende 12 jornadas y en el que los únicos que han dibujado una espiral sobresaliente han sido Real Madrid y Barcelona.

La dinámica que ha protagonizado hasta ahora el cuadro del Pizjuán ha propiciado que, pese al doloroso 5-1 encajado en el Coliseum de Getafe, ya se hayan producido los contactos iniciales para garantizar la renovación del técnico madrileño, cuyo agente, Mariano Aguilar, ya ha dialogado con José María del Nido, presidente del Sevilla, en los últimos días para iniciar la ronda de conversaciones con la que ambas partes pretenden prolongar el contrato que expira el 30 de junio.

El 5-1 de Getafe ha propagado un halo de pesimismo en el entorno de la entidad, en cuyo interior se confía en alcanzar el propósito de la Liga de Campeones -delimitada por el Málaga y a 6 puntos de diferencia- pese a la imagen del Coliseum y a las escasas jornadas de margen -5 en total-. El Sevilla ha mantenido una línea irregular desde que Míchel asumió el cargo, aunque sus números son propios de un aspirante a Europa.

El día en el que el preparador blanquirrojo asumió los designios del Sevilla, el conjunto hispalense era undécimo -ahora es noveno- y la distancia con el cuarto, entonces el Levante, era de 6 puntos, idéntica a la actual, en la que es el Málaga el encargado de marcar la línea del billete a la primera competición continental.

La lesión de Kanouté y el deficitario rendimiento de algunos de los pilares de la primera plantilla han influido de forma evidente en el peregrinar liguero desde que el madrileño asumió el cargo. En el tramo liguero que engloba desde su estreno hasta el esperpento del Coliseum, la diferencia de puntos entre el Sevilla, cuarto, y el Villarreal, decimoséptimo en la tabla, sólo es de 6 puntos.

Curiosamente, de los seis mejores equipos de Primera desde el bautismo del entrenador madrileño, uno, el Betis, aspiraba en verano a la salvación, y otro, el Zaragoza, trata de huir del drama del descenso.

Una de las virtudes del cuadro andaluz desde su contratación fue la solidez defensiva, sobre todo ejerciendo de visitante. A domicilio, los pupilos de Míchel habían encajado 5 goles en 5 encuentros, idéntico número al que recibió a manos del Getafe el pasado lunes. Pese a todo, el once blanquirrojo es el tercer equipo de Primera División con mejores guarismos defensivos fuera de su feudo, con 18 goles recibidos en 17 jornadas de Liga -1,06 de media-.

Su solidez lejos del Pizjuán sí contrasta con su vulnerabilidad en el recinto de Eduardo Dato. El Sevilla ha recibido 20 goles ejerciendo de local en 16 encuentros, números que certifican un balance de 1,25 goles por cada compromiso como local. Encajan más ante su afición Sporting -1,31- y Zaragoza -1,44-.

El futuro de Míchel se irá desvelando conforme transcurran las jornadas, pero el deseo inicial del técnico madrileño y la plana mayor del club del Pizjuán es certificar su renovación. El preparador firmó el pasado 7 de febrero tras el cese de Marcelino un contrato que expira el próximo 30 de junio y que, tal y como acordaron ambas partes, se prolongará de manera automática si el Sevilla finaliza el torneo entre los cuatro primeros, logro que sella el billete hacia la Champions.

El agente del técnico, Mariano Aguilar, ya ha dialogado con José María del Nido, presidente del Sevilla, y Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, subdirector general deportivo, para prolongar la duración del contrato. Hasta el día de hoy sólo han sido unos contactos iniciales con los que delimitar las pautas de una negociación futura, aunque el deseo de ambas partes es alcanzar un acuerdo.

  • 1