Local

Micheletti restituye las libertades para iniciar el diálogo

La derogación del decreto también es una petición del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya

el 05 oct 2009 / 19:18 h.

TAGS:

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti.
El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, derogó anoche el decreto que restringe los derechos y libertades de las personas en su país desde hace nueve días tras los altercados y disturbios que provocó el regreso al país del presidente depuesto, Manuel Zelaya.


"Igual que como tomamos la determinación para establecerlo, igual haremos para derogarlo", dijo ayer Micheletti a canales de la televisión local, que agregó que en el Consejo de Ministros pedirá "respetuosamente" la derogación del decreto, que limita las garantías constitucionales y fue dispuesto para un plazo de 45 días, al reconocer que la mayoría de los sectores sociales rechazan esa medida de su administración.

La derogación del decreto también es una petición del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, para iniciar un diálogo esta semana que podría resolver la crisis política que afecta al país centroamericano. Zelaya fue derrocado por los militares y expulsado del país el 28 de junio pasado, y sustituido por Micheletti, que era presidente del Congreso. Para mañana miércoles está prevista la llegada a Tegucigalpa de una misión de cancilleres de diez países de la Organización de Estados Americanos (OEA), en un nuevo intento por lograr una solución política negociada a la crisis.

Micheletti también admitió que la forma en que los militares sacaron de Honduras a Zelaya el 28 de junio pasado "fue un error". "Sí, fue un error. Los militares deberían haberlo llevado a los tribunales, pero decidieron sacarlo del país para evitar un derramamiento de sangre. Por eso decidieron llevarlo a Costa Rica. (En Honduras) No habría una prisión segura para él", afirmó Micheletti.

El gobernante de facto recalcó que él no tuvo responsabilidad por esa acción, reiteró que ocupa la presidencia "obedeciendo a la Constitución" y reafirmó que, si se garantizan las elecciones de noviembre próximo y se pone fin a la crisis que vive el país mediante el diálogo, está dispuesto a renunciar al poder.

  • 1