jueves, 21 marzo 2019
14:26
, última actualización
Deportes

Michu y Rubén Castro, los dos supervivientes del área

Sus historias se cruzaron por primera vez en la 2008-09, cuando Rubén jugaba en el modesto Huesca y el asturiano, que dijo no al Real Madrid siendo juvenil, en el Celta.

el 15 mar 2012 / 20:58 h.

Rubén Castro celebra uno de sus últimos goles de esta temporada, en concreto el que obtuvo hace dos jornadas ante el Athletic en el Benito Villamarín.

En el fútbol, las historias curiosas florecen a diario. El principal inconveniente es que, en la mayoría de las ocasiones, se entierran en el ideario colectivo. El delantero asturiano del Rayo Miguel Pérez, Michu, y el canario Rubén Castro, referencia ofensiva del Real Betis, se cruzarán en Vallecas por cuarta vez en su carrera. Ambos se han ganado a pulso el rol de ariete revelación en Primera gracias a sus goles y a su decisiva aportación en la hasta ahora impoluta trayectoria de dos recién ascendidos.

Michu es el pichichi de los terrenales gracias a sus 13 goles. Sólo han marcado más los ciclópeos Cristiano (32) y Messi (30), y tres artilleros de clase A: Higuaín (17), Falcao (16) y Llorente (14). El próximo miércoles cumplirá 26 años y se ha consagrado en Primera ya en la madurez. Rubén, por su parte, es el líder de un Betis que, de alguna forma, depende de su olfato goleador. El canario ha conseguido 9 dianas -el 29% del total- y sus goles han reportado 15 puntos a las arcas del once de La Palmera. Son los '9' de moda.

Sus historias se cruzaron por primera vez en la 2008-09, cuando Rubén jugaba en el modesto Huesca y el asturiano en el Celta, donde rechazó una oferta al alza del Sporting. El motivo, su amor al Oviedo. "No podría irme allí. Ya nunca pasearía tranquilo por mi barrio", dijo en una entrevista. El año del ascenso se retaron en dos Betis-Celta de alto voltaje. Rubén firmó el empate en Balaídos y entonces Michu dijo que el canario era de Primera. No se equivocó.

Mañana coincidirán por cuarta vez dos chicos con historias diferentes. Uno, Rubén, nunca se retiró de forma prematura pese al hostigamiento del Dépor y otro, Michu, se concedió el lujo de rechazar una oferta del Real Madrid en su último año de juvenil. El día después de decir 'no' al coordinador de la cantera blanca, Ramón Martínez, selló un póquer ante el Sporting en División de Honor. Dos historias y un destino.

  • 1