Local

Miedo en la piscina

Hoy termina la temporada de baño en la piscina de verano de Mairena del Alcor, en la que los problemas de inseguridad, incivismo y delincuencia no son ninguna novedad. Pero este año la situación ha llegado a tal extremo que, estos últimos días, ni empleados ni usuarios han podido ocultar su miedo.

el 15 sep 2009 / 10:58 h.

TAGS:

Hoy termina la temporada de baño en la piscina de verano de Mairena del Alcor, en la que los problemas de inseguridad, incivismo y delincuencia no son ninguna novedad. Pero este año la situación ha llegado a tal extremo que, estos últimos días, ni empleados ni usuarios han podido ocultar su miedo.

Un ejemplo de esta situación ha sido la empresa concesionaria del bar, que tuvo que cerrar hace unos días tras ser golpeado su dueño por pedir a un joven que se saliera al exterior a fumarse el porro que había encendido. La bronca fue monumental al sumarse amigos y familiares del chaval, llegándose a esgrimir durante la misma un gran palo. La gresca tuvo su continuación fuera del recinto, cuando los mismos alborotadores salieron en persecución de un hermano del hostelero.

Los sábados han sido con diferencia los días más conflictivos, jornadas en las que al pacífico usuario local se suman vecinos de Torreblanca y barrios de Alcalá de Guadaíra, afamados ya por los problemas que provocan. En ocasiones se unen jóvenes de la localidad, que aprovechan para hacer de las suyas.

En este contexto, hace unos días también fue agredido por un grupo el portero de la piscina tras requerirles los tickets de acceso mientras intentaban colarse. Y hechos a la orden del día son el menudeo de droga, los robos de carteras, mochilas y otras pertenencias, tanto en los vestuarios como en la propia piscina. El personal de la misma sostiene que estos hechos han retraído a muchos usuarios.

Sin embargo, el concejal de Deportes, Agustín Marín (PSOE), aporta como dato el número de tickets vendidos este año, que se aproximaba a los 18.000 una semana antes del cierre frente al cómputo total de 17.500 de la temporada pasada.

Los días laborables y los domingos suelen ser más tranquilos, aunque ello no fue óbice para que la monumental pelea con los restauradores ocurriera en jueves. Así, personal y muchos usuarios de la piscina vienen reclamando desde el pasado verano que se extreme la vigilancia y se contrate seguridad privada, algo que en opinión del edil no se ha hecho porque no resolvería el problema.

Y es que se da el caso de que los hechos en que la Policía mairenera se ha visto obligada a intervenir han sido grandes altercados, pero la pequeña delincuencia y el menudeo no se resolverían por esta vía.

Tras la piscina del Polígono de San Pablo, en Sevilla, la de verano de Mairena del Alcor está considerada por muchos entendidos como la segunda mejor del área metropolitana. Tiene dimensiones y diseño olímpico, con 50 metros de longitud. Además, está rodeada de un amplio recinto arbolado con cuidado césped.

  • 1