Local

Miedo en Simón Verde

Los vecinos de la urbanización de Simón Verde han dado la bienvenida a la noticia anunciada ayer por el Gobierno local de aumentar la presencia policial en la zona con carácter disuasorio, ante el incremento de robos registrado en el último trimestre.

el 14 sep 2009 / 23:31 h.

TAGS:

J.J.M.

Los vecinos de la urbanización de Simón Verde han dado la bienvenida a la noticia anunciada ayer por el Gobierno local (PSOE) de aumentar la presencia policial en la zona con carácter disuasorio, ante el incremento de robos registrado en el último trimestre.

Algunos afirman que ya han visto algunos cuerpos de la Guardia Civil patrullando por la zona e incluso otros creen haber identificado algún efectivo de incógnito, "creo que hay parejas de corredores que en realidad son Guardias Civiles", afirma una vecina.

Cierto o no, el ambiente que se respira en la zona es de intranquilidad o, al menos, así lo transmiten los vecinos. "Cada vez que pasa alguien frente a mi casa, me fijo para ver si es un desconocido", dice otra vecina. Aunque, también coinciden en que esta situación no es nueva y que la falta de presencia de cuerpos de seguridad policial, sumada a la poca iluminación y a lo aislado del lugar, hace de éste un escondite idóneo para delinquir.

Tampoco falta la opinión de quienes piensan que, salvo casos puntuales, se trata más de una campaña de acoso y derribo al Gobierno local de turno, aprovechando la proximidad de las elecciones. Las incidencias han aumentado en el último mes, pero el problema no es nuevo, ni afecta en exclusiva a esta localidad. En la comarca del Aljarafe, la tipología de viviendas aisladas en urbanizaciones de la periferia de los municipios ha sido siempre objetivo de los cacos. Para el alcalde, Antonio Conde (PSOE), "Mairena tiene unos índices de criminalidad incluso por debajo de la media nacional".

Anteayer, el Gobierno local convocaba con urgencia una Junta Local de seguridad a la que asistieron efectivos de los distintos cuerpos policiales y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés. En ella, se acordaban una serie de medidas para paliar la situación y, entre las que transcendieron, se acordó aumentar la presencia de efectivos policiales, en un operativo conjunto entre la Guardia Civil y la Policía Local. Todo con una intención disuasoria. Asimismo, Conde anunciaba la puesta en marcha de una oficina de denuncias en la urbanización.

Pleno. Otro de los asuntos que preocupan en el municipio, fue el que se trató ayer en el pleno ordinario sobre las facturas fraccionadas. El PP presentó dos mociones, una instando a crear una Comisión de Investigación para "esclarecer" los hechos ocurridos y en la que estuvieran representados todos los grupos políticos y otra en la que se pedía la comparecencia del Concejal responsable de la Junta de Compras.

  • 1