Local

Miedo y violencia en el salón de casa

La cinta se basa en los temores del director y retrata cómo una banda del este se cuela en el hogar de una familia de clase media para robar

el 24 feb 2011 / 16:11 h.

TAGS:

La película ofrece muchas escenas de terror.

El asalto de un hogar de clase media por parte una banda del Este es la trama de Secuestrados, del sevillano Miguel Ángel Vivas, una película de terror extremo que llega mañana a las carteleras y que se adentra en la psicología del miedo de sus personajes.

El filme cuenta la historia de Jaime (Fernando Cayo), Marta (Ana Wagener) y su hija Isa (Manuela Vellés), que acaban de mudarse a una nueva casa en una acomodada urbanización de las afueras, cuando se ven sorprendidos por una banda de tres encapuchados que irrumpe violentamente en su nuevo hogar con el objetivo de robarles, sin importar el horror que siembren a su paso.

El director explica que la idea de la película salió de sus propios miedos y de la necesidad de responderse la pregunta de cómo reaccionarían las personas ante una situación así, por lo que optó por esta historia de terror y violencia abordada desde un punto de vista “hiperrealista”.

Para conseguir la mayor verosimilitud posible, el director ha optado por estructurar la película a través de 12 planos secuencia, de unos diez minutos cada uno, en los que la cámara no se separa de los actores y que permiten que el espectador viva la misma experiencia que la familia y se sienta “secuestrado” junto a ella, señala Vivas.

Estos planos secuencia, que en ocasiones se desdoblan en la pantalla para mostrar dos situaciones que se están produciendo paralelamente en la película, han obligado a los actores a realizar un gran esfuerzo, ya que no podían cortar la grabación o solucionar los errores en la postproducción.

Vellés, una de las protagonistas, asegura que tuvieron que ensayar las acciones con un especialista durante semanas para conseguir que la acción, “que pasa casi como si fuera en directo”, fuera realista y el dolor, el miedo, los temblores y los golpes parecieran de verdad.

El cineasta afirma que no ha querido meterse en temas políticos y sociales -al abordar la inseguridad ciudadana-, sino que ha querido retratar una situación que “pasa y volverá a pasar” e indagar sobre los miedos personales y las situaciones límite que presenta la vida.

Además, reconoce que su proyecto tiene referencias de directores como Alfred Hitchcock, John Casavettes y Brian de Palma, así como de películas como Los extraños, La habitación del pánico o Funny games, que abordan la misma problemática aunque usan recursos distintos.

Secuestrados, que se caracteriza por un tono crudo, fue presentada en el pasado Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges y está producida por Vaca Films, que fue la responsable de la exitosa Celda 211, protagonizada por Luis Tosar.

  • 1