miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

Mientras haya salud...

¿Qué haría si le tocara la lotería? Ésta es la pregunta que todo sevillano se hacía ayer antes de descubrir que el ‘gordo' había pasado de largo sin tan siquiera rozarle

el 22 dic 2009 / 20:42 h.

TAGS:

Décimos no premiados en el suelo.

 Seguramente hubiese preferido leer este reportaje desde alguna isla paradisíaca celebrando que le ha tocado una lluvia de millones, pero si como la mayoría, no ha sido agraciado con un buen pellizquito, al menos brinde con un poco de champán por tener salud, que es lo que consuela. Mudarse a una casa mejor o restaurar la suya propia, viajar para conocer distintas partes del mundo, comprarse un coche de último modelo o tapar los eternos agujeros, son algunas de las cosas en las que los sevillanos encuestados por El Correo coinciden cuando se imaginan con el décimo premiado entre sus manos. La mayoría suele seguir todo un ritual en esto de elegir números para ser bendecidos por la suerte. La fecha de aniversario de boda o de cuando conoció a su pareja, el día en que murió el cantante Michael Jackson, números capicúa, o los cumpleaños de los familiares, son las cifras más demandadas en las administraciones de lotería. "Este año mi décimo tenía que contener el número quince, que son los años que cumple mi nieta, comenta Paqui López, una de las entrevistadas.

Si el número 78.294, agraciado con el gordo de Navidad, no ha aparecido en el bolsillo de su cartera, no desespere, aún tiene la oportunidad de hacerse con un boleto que lo saque de pobre el próximo día 6 de enero en el Sorteo Extraordinario de El Niño. Por 20 euros el décimo y un rato bastante curioso de espera en la cola que se forma cada Navidad a las puertas de las administraciones de lotería, puede optar a tener el mejor regalo de reyes o a una ayudita extra en el caso de conseguir la pedrea, y celebrarlo junto a sus seres queridos que, al menos, gozan de buena salud.

 

Los encuestados hablan:

Nombre y apellidos.
Pía Núñez Elespuru.
edad. 25 años.
dónde vive. En los Bermejales.
profesión. Estudiante. 

Esta estudiante asegura que si le tocara la lotería "celebraría una fiesta junto a sus familiares en la nueva y lujosa casa comprada con el premio". Siempre consigue su boleto en la Administración de la Avenida de la Constitución ‘El Gato Negro' aunque para ello tenga que esperar "colas interminables"."Mi número favorito es el 6 y el décimo que compraré para el próximo sorteo tendrá esa cifra".  

Nombre y apellidos.
Manolo Tirado Borque.
edad. 56 años.
dónde vive. En Nervión.
profesión. Jubilado. 

"Aunque me tocara la lotería, no cambiaría de casa, llevo 10 años viviendo en ella y ya le tengo cariño", comenta Manolo Tirado. Este señor gasta unos 100 euros en lotería y su ilusión es viajar por Europa, en el caso de que alguna vez se viera entre los afortunados. "Todos los años enciendo la tele bien tempranito para escuchar si esta vez será mi día de suerte y me haré millonario", explica.  

Nombre y apellidos.
Miguel Bautista Osorno.
edad. 25 años.
dónde vive. En Espartinas.
profesión. Azafato. 

"Me suelo gastar unos 20 euros en lotería de Navidad, pero todos los años me regalan un par de boletos más". Esta mañana lo llamó su madre al trabajo para informarle de que este año no ha habido suerte. Sin embargo, este joven no se rinde y ya piensa en participar en el nuevo sorteo que tendrá lugar el 6 de enero. "Si me toca el premio me casaré pronto y me iré  a conocer el mundo".  

Nombre y apellidos.
María Ángeles Cruz Lucas.
edad. 35 años.
dónde vive. En Sevilla Este.
profesión. Ama de casa.

"No suelo gastarme una suma grande en lotería de Navidad, pero este año tenía que ayudar a mi sobrino y le he comprado 5 euros en participaciones", comenta María Ángeles. Como la mayoría de los españoles "hubiera usado el dinero para saldar algunas deudas y si me sobraban algunos eurillos, seguramente los habría utilizado para volver a Punta Cana y recordar un viaje que me encantó".  

Nombre y apellidos.
José Manuel Cano Durán.
edad. 19 años.
dónde vive. En Nervión.
profesión. Estudiante.

Este joven afirma que "las colas para conseguir un boleto en estas fechas se hacen muy pesadas, pero merece la pena si con el premio puedo visitar distintos lugares  e invitar a mis amigos". José Manuel no dejaría de trabajar aunque se convirtiese en millonario, puesto que le gusta tener un motivo por el que levantarse por las mañanas, "sería muy aburrido no saber que hacer cada día".  

Nombre y apellidos.
Paqui López Lunas.
edad. 63 años.
dónde vive. En Sevilla Este.
profesión. Ama de casa. 

Desde joven madrugaba con su madre y siempre ha seguido la misma tradición: "Una copita de aguardiente y un mantecado y nos sentábamos frente a la tele para ver a los niños de San Ildefonso", explica la entrevistada. El único premio que ha conseguido en su vida fueron 200 euros, pero asegura "que tener una familia y salud es la mejor lotería con la que una persona puede ser premiada".  

 

  • 1