Rocío

Miércoles de camino abarrotado

Dos Hermanas, Gines y Alcalá de Guadaíra, entre otras 24 hermandades, pusieron rumbo ayer hacia El Rocío. Hoy serán cinco las que dirijan sus pasos hacia la Señora de las Marismas.

el 05 jun 2014 / 09:28 h.

TAGS:

Por H. Peña y A. Poveda dos-hermanas-rocio-2014 La hermandad del Rocío de Dos Hermanas frente al Ayuntamiento. / Foto: Igna Conde La jornada del miércoles puso al grueso de las hermandades rocieras –un total de 24– en la calle, encaminadas a encontrarse con la Virgen un año más. Bien temprano se ponía en marcha la hermandad del Rocío de Dos Hermanas, cuya misa de romeros tuvo lugar a las siete de la mañana en la Parroquia de Santa María Magdalena. Justo una hora después, el simpecado nazareno fue sacado por el hermano mayor, Raúl Romero, momento de gran expectación para todos los peregrinos. En su recorrido por las calles del municipio, hubo lugar para estampas cargadas de emoción, como la petalada recibida en los Cuatro Cantillos a cargo del grupo joven de la hermandad, o la ofrenda floral a la recién llegada Virgen de Valme tras su restauración. Al llegar a la zona del Palmarillo, los 500 romeros, las 25 carriolas, los 75 tractores y los15 coches de caballos que acompañan al simpecado, pudieron despedirse de sus vecinos, no sin antes cantar la Salve de la hermandad. alcala-rocio-2014 Los romeros de Alcalá sestearon junto al Puente del Dragón. / h. peña La salida del Rocío de Alcalá de Guadaíra dejó una estampa que muchos no olvidarán. Y es que tras salir de San Agustín e iniciar su camino hacia Almonte, los 200 romeros que este año acompañan al simpecado se adentraron en la Callejuela del Carmen para visitar la capilla de los salesianos, donde se encuentra María Auxiliadora, que ha sido coronada canónicamente. Además, la hermandad realizó sus visitas tradicionales al convento de las Clarisas, en una parada en la que no faltó el cante por sevillanas, además de llenar de emoción a los abuelos de la residencia La Milagrosa y cumplir con las autoridades locales, quienes desearon un buen camino a los peregrinos. Por último, antes de abandonar el municipio, los romeros sestearon en el eucaliptal cercano al Puente del Dragón. gines-rocio-2014 La carreta del simpecado de Gines en la plaza de España. / a. p. El pueblo de Gines puede llevar sin duda de apellido Rocío. Así lo demostraron los vecinos de la localidad ayer cuando se echaron a la calle para ver descender por las escaleras de la parroquia de Nuestra Señora de Belén el simpecado que portaba el hermano mayor de la hermandad de la localidad, José María Villadiego. En medio de la plaza de España, la carreta de plata esperaba, como todos los allí presentes, ver relucir de nuevo el simpecado. Así lo hizo y así bajó las calles de la localidad, por las que en alguna ocasión paró para saludar a aquellos peregrinos que no le pueden acompañar hasta la aldea. Después de cruzar Gines y visitar el Hospital San Juan de Dios, la hermandad se encontró con su ahijada, la de Bormujos, antes de sestear en la localidad y tomar rumbo a su primera parada en la finca de Lopaz. Cuando por la mañana retomen el camino hacia la aldea, los peregrinos de Gines harán un alto en el camino para realizar su presentación en Villamanrique sobre las 18.30 horas. Hoy se adentran en los caminos  otras cinco hermandades. Sanlúcar la Mayor, Los Palacios, Carrión de los Céspedes, Villanueva del Ariscal y Pilas, además de otras dos de la capital. Mañana será el turno de la Primera y más Antigua, la Hermandad del Rocío de Villamanrique.  

  • 1