Local

Miguel Bosé puso a hervir el Estadio Olímpico

Después de recorrer toda España y parte del extranjero, el Papi Tour -la más exitosa gira de Miguel Bosé en más de 30 años de trayectoria- recaló al fin en Sevilla, y de qué manera. Foto: Javier Cuesta

el 15 sep 2009 / 06:39 h.

TAGS:

Después de recorrer toda España y parte del extranjero, el Papi Tour -la más exitosa gira de Miguel Bosé en más de 30 años de trayectoria- recaló al fin en Sevilla, y de qué manera. A mediodía de ayer ya podían verse en las inmediaciones del Estadio Olímpico a las primeras fans del cantante jugándose la salud bajo un sol abrasador con tal de entrar las primeras. Unas horas después, ya con la fresquita, sumaban más de 10.000 las almas que se concentraron en La Cartuja para aclamar a su ídolo.

Bosé nunca ha sido un animal escénico, tampoco un cantante de facultades deslumbrantes, pero nadie puede negar que tiene carácter, mucho carácter, sobre el escenario; y allí donde no alcanza su personalidad, llegan la veteranía y su poderío físico, que a juzgar por los piropos que le llovieron en cascada desde su salida a escena sigue siendo imponente, irresistible. Tres generaciones de españolas, y también de españoles sensibles con la belleza masculina, declararon ayer a voz en grito su amor incondicional por Miguel Bosé, pero sobre todo enarbolaron su repertorio como himnos de ayer y hoy. Corazones, Bambú, Amante bandido, Te amaré, Como un lobo y, cómo no, Sevilla, enardecieron a la masa como el primer día.

Respaldado por una banda formada por músicos de primera categoría y acompañado para la ocasión con algunos sorprendentes invitados, el cantante que ha roto todos sus récords con el disco de duetos Papito también conquistó la capital hispalense al viejo estilo de los grandes: vino, vio, vibró y venció.

  • 1