Local

Miguel Carcaño está cuerdo

El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, no padece ningún trastorno mental y "mantiene intacta su capacidad de comprender y querer", según el estudio psiquiátrico que entregaron los forenses al juzgado que investiga el caso.

el 16 sep 2009 / 06:45 h.

TAGS:

El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, no padece ningún trastorno mental y "mantiene intacta su capacidad de comprender y querer", según el estudio psiquiátrico que ayer entregaron los forenses al juzgado que investiga la muerte de la joven.

El estudio realizado al joven, ex novio de Marta, fue solicitado por la defensa de Carcaño ante la posibilidad de alegar alguna atenuante en el juicio que se celebrará por el crimen, en el que hay cinco personas imputadas. El carácter frío del joven, destacado por la familia y los amigos de Marta, llamó también la atención de los investigadores por actitudes como el haber soportado un interrogatorio de siete horas sin pedir ni un vaso de agua. Su actitud impasible en sus comparecencias ante el juez o en las reconstrucciones del crimen alimentaron los argumentos de su defensa para solicitar una prueba que el juzgado autorizó sin dudarlo.

Fuentes del caso informaron a Efe de que las conclusiones del informe ocupan seis folios, más un anexo de diez folios con los test psicológicos a los que fue sometido el joven para "confirmar y aquilatar los rasgos de su personalidad".

Los forenses concluyen que Miguel, de 19 años, no presenta ninguna psico-patología ni trastorno mental, y que su capacidad de entender y su voluntad para actuar se encontraban "intactas y no afectadas" cuando supuestamente violó y asesinó a Marta el 24 de enero.

Por tanto, ningún trastorno mental afectaba a su imputabilidad penal cuando cometió los hechos, según los forenses.

Dos expertos en Psiquiatría y un psicólogo estudiaron al asesino confeso en tres entrevistas, realizadas los días 2, 10 y 20 de julio, para las que fue trasladado a los juzgados del Prado de San Sebastián desde la cárcel de Morón, donde cumple prisión provisional desde su detención el 13 de febrero.

El peritaje incluye una psico-biografía con los rasgos más importantes de la infancia de Miguel, su adolescencia y sus relaciones sociales, según añadieron las fuentes a Efe.

Entre ellos se encuentra la figura de su padre, que abandonó el domicilio familiar y dejó a Miguel a cargo de su madre, y la de su hermano mayor, de 40 años, que se hizo cargo del joven cuando falleció su madre y está imputado como presunto cómplice del crimen, pues según el juez se encargó de "limpiar restos y huellas" en el piso donde ocurrió.

El informe forense fue entregado ayer al juzgado de Instrucción 4, aunque el juez instructor no lo leerá hasta que regrese de sus vacaciones. Luego será remitido a los abogados del caso.

Junto a Carcaño, un menor de edad que tenía 15 años en el momento del crimen está imputado en el Juzgado de Menores como presunto coautor de la violación y estrangulamiento de Marta. Un amigo común, Samuel Benítez, está encarcelado por haberles ayudado a deshacerse del cuerpo, que no ha aparecido tras dos meses de búsqueda intensiva en el río Guadalquivir y en un vertedero.

También están imputados como cómplices el hermano mayor de Miguel y su novia, que estuvieron en el piso de la calle León XIII donde se produjo el crimen la madrugada del 24 al 25 de enero.

El padre de Marta, Antonio del Castillo, declaró ayer que "ya sabía" que Carcaño "tenía las facultades mentales en su sitio". Apuntó que el imputado "se ha quedado sin papeles, puesto que la carta que tenían sus abogados guardada para intentar liberarlo ante la Justicia se les ha acabado", y calificó este informe de "argucias de los abogados". "Lo que ha hecho, lo ha hecho a sabiendas", insistió.

  • 1