lunes, 18 febrero 2019
17:22
, última actualización
Cultura

Miguel Poveda crea su sello musical para "que esto siga vivo"

el 11 jun 2010 / 19:28 h.

El cantaor Miguel Poveda, ganador de los más prestigiosos premios del cante desde que a los 20 años se hiciera con la Lámpara Minera del Festival del Cante de las Minas, ha creado su propia compañía discográfica, Carta Blanca Récords, porque quiere que el cante “siga vivo”.

Ayer, en la presentación de esta aventura empresarial que el artista reconoce abordar “en plan kamikaze” porque le parece “el peor negocio en el que te puedes meter hoy”, Poveda presentó a Miguel Ángel Soto Londro, un gaditano que “se atreve con todo y tiene unos aires gitanos muy poco propios de un cantaor de Jerez”.

El primer disco de Carta Blanca Récords es Luna de enero, un CD con nueve cantes musicados e interpretados en su mayoría por el guitarrista Santiago Lara, quien además de seleccionar las letras produce el disco de Londro.

“En este trabajo encontramos una búsqueda de palos muy poco usuales en los últimos tiempos, como la serrana, los caracoles, la mariana, la petenera...”, explica Poveda, quien pone el acento de su discográfica precisamente en ello: “Lo hago porque quiero que siga vivo esto y porque quiero seguir aprendiendo”.

El cantaor badalonés dice que se había cansado de ver cómo los artistas iban de un lado a otro con su disco bajo el brazo y sin que nadie les hiciera caso; además, añade, como aficionado, sufría al no encontrar puntos de referencia una vez desaparecidos sus maestros.

Por ello, y sabiendo que es un hombre afortunado por tener una casa discográfica (Universal) que ha dado salida a su trabajo y a sus “locuras”, con Carta Blanca él no podía “darles la espalda, en la medida de sus posibilidades”.

Así, después de Londro, Poveda editará el primer disco de un jovencísimo artista sevillano al que apadrina, Kiko Peña, un ecijano de familia de artistas quien, con apenas 15 años, “se mete en unas honduras admirables”, ha dicho el maestro.

  • 1