Local

Mil sacerdotes irán a la beatificación de 498 mártires

Más de mil sacerdotes y religiosos celebrarán la eucaristía en la ceremonia de beatificación de los 498 mártires españoles en el Vaticano, ceremonia que estará presidida por el cardenal José Saraiva Martins, representante del Papa.

el 14 sep 2009 / 19:43 h.

TAGS:

Más de mil sacerdotes y religiosos celebrarán la eucaristía en la ceremonia de beatificación de los 498 mártires españoles en el Vaticano, ceremonia que estará presidida por el cardenal José Saraiva Martins, representante del Papa.

El acto de beatificación, al que está prevista la asistencia de 2.500 familiares de los mártires, se iniciará mañana en la Plaza de San Pedro del Vaticano, con cantos y lecturas de testimonios procedentes de documentos de los mismos mártires, como preparación para los peregrinos que asistirán a la celebración litúrgica. Entre los mil religiosos también estarán 71 obispos de la Conferencia Episcopal Española, además de tres vicarios generales.

El Gobierno estará representado por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que presidirá la delegación oficial española. Moratinos participará en la eucaristía junto al embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, el subsecretario de Asuntos Exteriores y Cooperación, Luis Calvo, y la directora de Asuntos Religiosos, Mercedes Rico.

Mientras, la Conferencia Episcopal trata de enterrar polémicas en torno a esta beatificación. El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, desvinculó la beatificación del calendario político español y del debate de la Ley de Memoria Histórica, por ser un proceso que se ajusta "a la agenda que fija el Vaticano de acuerdo con el derecho canónico". Así, destacó el mensaje de perdón que los mártires expresaron en el momento de su muerte, ya que ninguno "renegó de Cristo ni del amor al prójimo".

Por su parte, el cardenal arzo- bispo de Toledo y primado de España, Antonio Cañizares, indicó que las campanas en las iglesias de la diócesis deberán tocar "repiques de gloria" tras ser proclamados beatos los 498 mártires. En su carta pastoral, Cañizares dijo que éste "ha de ser un día de júbilo y de gozo en las comunidades cristianas". "El nombre de estos hermanos quedará inscrito en esa gran siembra de martirio y persecución que ha sufrido y sufre la Iglesia, a lo largo de los tiempos", afirmó.

  • 1