sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Local

Miles de paquistaníes recuerdan a Bhutto en el aniversario de su asesinato

Pakistán conmemoró el primer aniversario del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto con el Gobierno de su viudo, el presidente Asif Alí Zardari, inmerso en una peligrosa escalada de tensión con la India.

el 15 sep 2009 / 20:27 h.

TAGS:

Pakistán conmemoró el primer aniversario del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto con el Gobierno de su viudo, el presidente Asif Alí Zardari, inmerso en una peligrosa escalada de tensión con la India.

Decenas de miles de paquistaníes recordaron con actos y homenajes por todo el país a la fallecida líder del Partido Popular (PPP), que fue asesinada en un atentado en la ciudad de Rawalpindi, vecina a Islamabad, apenas dos meses después de su regreso del exilio.

Los actos más destacados tuvieron lugar en el mausoleo familiar de Naudero, en la sureña localidad de Garhi Khuda Bux, donde Bhutto está enterrada, y en el parque Liaquat de Rawalpindi, donde tuvo lugar el atentado que acabó con su vida.

La ex primera ministra iba asomada al techo de su vehículo al término de un mitin, cuando tuvo lugar la explosión, perpetrada por un suicida, lo que hizo que se golpeara la cabeza y falleciera, según las investigaciones de Scotland Yard.

La prensa paquistaní publicó decenas de anuncios del Gobierno, de partidos políticos, embajadas y empresas en recuerdo de la líder, a la que dedicaron extensos suplementos especiales.

El Gobierno declaró como festivo el día e incrementó las medidas de seguridad en varios puntos del país, en el cual se han llevado a cabo desde debates sobre su figura a minutos de silencio, pasando por marchas, donaciones de sangre o rezos colectivos.

El acto más significado tuvo lugar en el mausoleo de Naudero, hasta donde se desplazaron la familia Bhutto-Zardari, la cúpula del partido y miles de seguidores que cubrieron su tumba con pétalos de flores.

Zardari pronunció un discurso en la citada localidad, que se centró sin embargo en el tenso clima en el que se hallan inmersos la India y Pakistán tras los atentados de Bombay, que la primera achaca al grupo cachemir Lashkar-e-Toiba, con base en Pakistán.

"Toda la región sufrirá en caso de guerra. No queremos hablar de guerras o venganza", subrayó con un semblante serio Zardari, quien apostó por el "diálogo" con su vecino como el "camino a seguir".

"Las democracias sólo pueden hablar con el lenguaje adecuado a otras democracias (el diálogo)", agregó el viudo de Bhutto, poco antes de defender que "la democracia ha triunfado en Pakistán" y que el país "está preparado para sacrificar más vidas" por ella.

El PPP, ya en manos de su viudo Zardari, venció en las elecciones legislativas de febrero en parte por la ola de simpatía que despertó el asesinato de Bhutto, y luego forzó la dimisión como presidente de Pervez Musharraf.

Durante estos meses, el partido ha empleado el nombre de Bhutto para decenas de causas, edificios, leyes, fundaciones, calles e incluso el aeropuerto internacional de Islamabad, que ha sido rebautizado.

El Banco Central de Pakistán puso en circulación 300.000 monedas de diez rupias (unos diez céntimos de euro) con la imagen de la fallecida líder y el lema "Mártir Benazir Bhutto, hija del Este", el sobrenombre con el que era conocida.

  • 1