lunes, 19 noviembre 2018
20:50
, última actualización
Economía

Miles de personas se manifiestan contra la reforma laboral, según los sindicatos

Decenas de miles de personas se han manifestado este domingo por  las calles de las principales ciudades andaluzas en contra de la  reforma laboral.

el 11 mar 2012 / 12:59 h.

Un momento de la manifestación en Sevilla.
Decenas de miles de personas se han manifestado este domingo por  las calles de las principales ciudades andaluzas en contra de la  reforma laboral y los "recortes sociales y laborales", de forma que  los sindicatos convocantes, CCOO-A y UGT-A, cifran en más de 227.000  los participantes en las protestas, mientras que fuentes de la  Delegación del Gobierno en Andalucía lo cifra en 58.500, tras lo que  los sindicatos se han mostrado confiados en el "éxito rotundo" de la  huelga general convocada para el 29 de marzo.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que miles de  personas se han manifestado de manera "pacífica" en todas las  capìtales y en Algeciras (Cádiz), ante lo que lo que los sindicatos  han apuntado que en la manifestación central de Sevilla "se han  llegado a congregar hasta 70.000 personas", según las centrales.

En este acto central de Sevilla han participado los secretarios  generales de CCOO-A y UGT-A, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana,  respectivamente, quienes confían en el éxito de la huelga general del  29 de marzo, han asegurado que las movilizaciones "van a seguir más  allá de la huelga general", tras lo que han rechazado que estas  acciones "sean un pulso entre sindicatos y Gobierno, pues con la  reforma laboral no pierden sus derechos los secretarios generales de  CCOO y UGT sino que pierden todos los trabajadores".

En estas manifestaciones se suman a las protestas llevadas a cabo  los pasados 19 de 29 de febrero, estuvieron tanto Francisco Carbonero  como Manuel Pastrana, ambos en la protesta de Sevilla, al igual que  el presidente de la gestora del PSOE de Sevilla, Manuel Gracia, o el  candidato del PA por Sevilla a las elecciones autonómicas, Fernando  Alvarez-Ossorio. Asimismo, la secretaria de Organización del PSOE-A,  Susana Díaz, acudió a la manifestación de Almería, mientras que el  coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, estuvo en Huelva; y  la secretaria general del PA, Pilar González, acudió a la de Cádiz.

De esta forma, en la manifestación central de Sevilla, que  desarrolló de Puerta Carmona y hasta la Glorieta de San Diego, en el  Prado de San Sebastián, acudieron, según los sindicatos 70.000  personas, mientras que la Delegación del Gobierno lo cifró en 15.000  personas, según apuntaron fuentes de la Delegación a Europa Press.  

En el resto de provincias, en Almería la manifestación tuvo lugar  desde Puerta de Purchena hasta la Plaza de las Velas, con 10.000  personas, según los sindicatos y 5.000 personas según la Delegación  del Gobierno en Andalucía; en Cádiz salió de los Jardines de Varela y  finalizó en Plaza de la Hispanidad, con 20.000 participantes según  las centrales y 5.000 según la Policía Nacional.

En Córdoba los sindicatos contabilizaron 25.000 participantes y la  Delegación del Gobierno en Andalucía lo cifra en 5.000 personas en la  protesta que salió de la Glorieta de la Mediana y acabó en Plaza de  las Culturas; y en Granada la manifestación salió de Puerta Real y  finalizó en Plaza del Triunfo, con 30.000 participantes según las  centrales y 10.000, según la Policía Nacional.  

En Huelva, la manifestación salió del antiguo Estadio Colombino y  finalizó en la Plaza de las Monjas, con 10.000 participantes según  los sindicatos y 1.500 personas según la Policía Nacional; en Jaén la  protesta partió de Plaza de San Francisco y acabó en Plaza de las  Batallas, con 12.000 personas según las centrales y 2.000 según la  Delegación del Gobierno en Andalucía.

En Málaga, donde la manifestación empezó una hora antes, salió de  la Alameda de Colón y finalizó en Plaza de la Constitución, con  50.000 participantes según los sindicatos y 15.000 según la  Delegación del Gobierno en Andalucía.

Asimismo, en la zona del Campo de Gibraltar, se celebró una  manifestación en Algeciras, que salió de la rotonda de los  Trabajadores y finalizó en Plaza Alta.

RECHAZO SINDICAL

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, ha resaltado  la importancia de estas manifestaciones "para protestar y rechazar el  trato de las políticas del PP" y advierte de que "el alcance de la  reforma no se ha visto todavía, pues será tremendamente regresiva  para la calidad de vida de la gente, empobrecerá a las personas y  generará más desigualdad".

El dirigente de CCOO-A considera que el Gobierno "tiene la  oportunidad de rectificar", aunque ha advertido de que si no  rectifica, la huelga general "no será el punto y final de las  movilizaciones".

Carbonero ha asegurado a Rajoy y Arenas que los trabajadores "no  han perdido ni van a perder nunca la dignidad y lo vamos a demostrar  con movilizaciones constantes". Así, advierte de que el día de 29 de  marzo "será una gran huelga general donde la gente vencerá el miedo  que le meten en el cuerpo porque sabe que nos estamos jugando mucho,  nuestra dignidad como trabajadores y como personas, y el Estado del  Bienestar".

Ha advertido de que los sindicatos "no van a parar mientras sigan  diciendo que es la única solución y usando como coartada a la crisis  y a Europa para camuflar las políticas mas reaccionarias y regresivas  que se han hecho en este país en la historia democrática reciente,  situándonos en la historia negra de España".

Por su parte, el secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana,  critica que el Gobierno "pretende hacer creer a los ciudadanos que  esto es en un pulso entre los sindicatos y el Ejecutivo, intenta  desviar la atención de los ciudadanos sobre el contenido real de la  reforma, cuando con la reforma laboral no pierden sus derechos los  secretarios generales de CCOO y UGT sino todos los trabajadores".

"No son las organizaciones sindicales quienes se juegan como van a  trabajar ni a vivir, sino somos cada uno de los trabajadores los que  estamos condenados a trabajar sin derechos o a bajar a las  condiciones que nos quieran imponer los que nos emplean", ha agregado  Pastrana.

A su juicio, la huelga general "debe convertirse en la herramienta  para hacer cambiar radicalmente la posición del Gobierno, que sabe  que esta guerra la va a perder, por lo que está rechazando las  movilizaciones y descalificando cuanto hacemos; el Gobierno sabe que  esta guerra la tiene perdida".

"No hay poder ni económico ni político ni mayoría absoluta que  pueda vencer a la gente en la calle reivindicando sus derechos", ha  indicado Pastrana, quien advierte de que el 29 de marzo habrá huelga  general en este país "con toda la contundencia de los trabajadores  defendiendo sus derechos", tras lo que ha asegurado que "esto no va a  parar el 29 de marzo, será una guerra en la que los trabajadores no  vamos a ceder mientras que no nos devuelvan los derechos que nos han  robado".

REPRESENTANTES POLITICOS

Por su parte, Manuel Gracia (PSOE) ha mostrado en la de Sevilla el  "rechazo frontal" del PSOE a la reforma laboral y para "exigirle a  Rajoy que negocie esta reforma, y tiene tiempo hasta el día 29". "Así  demostraría que con esta reforma tiene voluntad de salir de la crisis  y crear empleo, pues, si no es así y hay imposición, dicha reforma  castiga duramente a los trabajadores y acaba con la negociación  colectiva, abriendo la puerta al abaratamiento del despido y casi al  despido libre", ha agregado el dirigente socialista.

Gracia ha recordado que el PSOE llevará al Tribunal Constitucional  dicha reforma laboral.

Por su parte, Fernando Alvarez-Ossorio (PA), también presente en  Sevilla, asegura que "si hay un sitio en España donde la reforma  laboral va a repercutir más negativamente, esa es Andalucía, que vive  una situación dramática, por lo que si España sangra, nuestra  comunidad se desangra".

"La reforma laboral solo va a servir para ajustar plantilla", ha  indicado Alvarez-Ossorio, quien ha recordado el plan de empleo  propuesto por el PA para Andalucía, valorado en 40.000 millones, como  "única esperanza para una tierra que tiene fortaleza, gente preparada  y capaz de salir por sí misma de esta crisis".

  • 1