Local

Miles de razones para sonreir

Bata blanca sobre la ropa, fonendoscopio en la mano y la mejor de las medicinas: la risa. No son médicos de verdad, pero su misión también es sanar a los niños. Se trata de los Doctores sonrisas que visitarán a los niños del Virgen del Rocío durante tres años. (Foto: J. Rodríguez)

el 15 sep 2009 / 05:35 h.

TAGS:

Bata blanca sobre la ropa, fonendoscopio en la mano y la mejor de las medicinas: la risa. No son médicos de verdad, pero su misión también es sanar a los niños. Se trata de los Doctores sonrisas que, gracias a un acuerdo con la Fundación Theodora, visitarán a los niños del Virgen del Rocío durante tres años.

La doctora Paquicardia se asomaba a la puerta de una habitación. El niño ingresado esperaba impaciente, como cada jueves, la visita de su "doctora favorita". Su nariz roja contrastaba con su bata blanca. Unos movimientos de mano, un truco de magia y un chiste. Los juegos que Paqui, como la conocen sus espectadores, son "de las mejores medicinas que un enfermo puede recibir". Ella es una de las doctora-clown formadas por la Fundación Theodora para "hacer más agradable la estancia hospitalaria de los niños". Paqui y el doctor Cambembo serán los encargados de sacar semanalmente la sonrisa a los menores hospitalizados en el Virgen del Rocío de Sevilla.

Aunque ya llevan algún tiempo realizando estas visitas en este hospital -desde principios de año-, fue ayer cuando, de manera oficial, se firmó el convenio de colaboración entre el centro hospitalario y la Fundación, de origen suizo.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, fue la maestra de ceremonias junto con el gerente del hospital, Joseba Barroeta, en un acto en el que también tuvo un lugar privilegiado Pfizer y la Fundación Adecco, ambos colaboradores del proyecto. "Esto no sólo es un acuerdo de colaboración puntual, se trata de una forma de trabajar que enlaza con el decreto de Atención al Niño Hospitalizado de nuestra consejería, con el que se pretende avanzar en la humanización de los centros sanitarios andaluces", sentenció la consejera.

Y es que gracias a este proyecto, hasta finales del año 2010, los niños ingresados en el Virgen del Rocío tendrán, cada jueves durante cuatro horas, la visita de sus dos doctores sonrisas. "Visitamos primero a los niños más graves que necesitan un mayor grado de higiene y lo hacemos de uno en uno para darles una atención más especializada", explicaba Cariburi, una de las doctoras sonrisas profesionales que ya han visitado varios centros hospitalarios de varios de todo el país.

Aunque la mayoría de las veces son recibidos con los brazos abiertos, lo cierto es que en algunos casos "nos encontramos con reticencias, ya que nuestra bata blanca hace que algunos niños nos confundan con médicos de verdad", sentenciaba el compañero de Cariburi, el doctor Sí. Él es el encargado de la formación artística de los futuros doctores sonrisas de toda España: "No sólo se trata de hacer reír, hay que tener mucho tacto". Además, la Escuela de Enfermería de La Paz, en Madrid, les da las pautas psicosanitarias que deben seguir.

Desde que se fundara en el año 1993 por los hermanos Poulie, la Fundación Theodora se ha extendido por todo el mundo. A España llegó en el año 2000. Desde entonces, 25 doctores sonrisas realizan, cada año, 50.000 visitas en 19 hospitales repartidos por todo el país. En Andalucía han realizado 11.000 visitas; 3.120 de ellas en el Virgen del Rocío.

Además de éste hay otros dos centros andaluces, -el Virgen de las Nieves en Granada, y el Regional de Málaga-, que acogen a sus doctores sonrisas.

  • 1