Local

'Miradas a Sevilla', hoy con El Correo

El Correo de Andalucía entrega desde hoy completamente gratis 20 grabados a plumilla. Los lectores podrán conseguirlos de martes a sábado con El Correo de Andalucía.

el 14 sep 2009 / 21:35 h.

TAGS:

El Correo de Andalucía entrega desde hoy completamente gratis 20 grabados a plumilla realizados por el artista Vicente Albarrán. Los lectores podrán conseguir de martes a sábado con El Correo de Andalucía las láminas, que representan los monumentos y rincones más bellos de Sevilla.

-¿Por qué edificios y monumentos?

-Porque es el modelo más agradecido para la plumilla. En mis exposiciones también incluí algún paisaje, e incluso 20 grabados con motivos taurinos, pero los monumentos se prestan mejor a esta técnica y, entre ellos claro, los antiguos.

-Y de las 20 estampas a Sevilla, ¿se quedaría con alguna?

-Les tengo igual cariño a todas, pero resaltaría la Catedral con la Giralda y los jardines de los Reales Alcázares; quizás por ello le he dado mayores dimensiones que a las restantes. De todas formas, todas ellas representan extraordinarias obras de arte.

-Alguna le habrá costado un trabajo especial por su complejidad. Por cierto, ¿cuánto tiempo puede tardar en dibujar un grabado?

-Una media de 20 horas. Hay algunos especialmente laboriosos: la Catedral, los jardines de los Reales Alcázares, el Museo de Bellas Artes, el Hotel de la Villa, el Palacio de San Telmo, etc.

-¿Le quedará mucho por pintar?

-Empecé tarde con el dibujo y me ha cogido mayor y con problemas en la vista; de todas formas, en mis últimos años, he pintado 92 cuadros al óleo, que expuse en la sala de exposiciones de Caja Badajoz en 2002. He pintado otras 40 plumillas de Badajoz y provincia, también expuestas en la sala de exposiciones de Caja Duero en Cáceres, en 2006. Además, he pintado 20 láminas sobre temas taurinos, 48 de Madrid, 20 de Toledo, 13 de Córdoba y las 20 de Sevilla. Si no fuera por el problema de la vista, pintaría toda España. Aún así creo que todavía puedo hacer algo más, ya que me encanta esta forma de dibujo y me recrea y rejuvenece contemplar la gran belleza y extraordinaria variedad de la riqueza arquitectónica de todo nuestro país.

-¿En qué está trabajando ahora?

-Ahora mismo he parado por la vista, ya que el trabajo de plumilla es muy duro para los ojos y hay que intercalar periodos de descanso. Hay que tener mucho pulso y más paciencia aún para ser tan preciso.

-Por su obra se desprende que su elección pictórica es el realismo.

-Así es, el realismo puro me entusiasma y, desde el respeto, no comparto otras tendencias, como el arte abstracto. Yo procuro cuidar la perspectiva, la belleza en su nitidez, en grabados que procuran ser fieles al modelo, prácticamente fotografías.

-Se confiesa autodidacta, pero el artista debe tener una base, un don, sobre los que perfeccionar su técnica y su estilo. Además de la constancia.

-La plumilla en mí es innata. Mi madre, que era profesora de Dibujo y maestra nacional, era una entusiasta de esta clase de dibujo, y de sus cuatro hijos sólo yo heredé este don. De mis cinco hijos, sólo una mantiene esa capacidad. Pinta muy bien y, además, tiene una gran imaginación. En cuanto a la constancia, en ese aspecto no tengo problemas. Siempre he sido muy cabezón y cuando me he propuesto algo, por muy difícil que sea, lo he conseguido. Es cuestión de disciplina y abstracción.

-¿Qué siente al saber que su obra entrará en miles de hogares sevillanos?

-Es un orgullo. Estoy encantado y creo, espero, que guste a los lectores de El Correo de Andalucía, a los que invito a que visiten con frecuencia los lugares que he dibujado. Merece la pena.

  • 1