sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

Miradas sobre la guerra

Se echaban en falta esas miradas sobre la Guerra de la Independencia a las que nos invitan ahora la Fundación José Manuel Lara y los profesores Moreno Alonso y Cortines porque esos años permanecen en la niebla traicionera del cliché.

el 15 sep 2009 / 17:49 h.

Se echaban en falta esas miradas sobre la Guerra de la Independencia a las que nos invitan ahora la Fundación José Manuel Lara y los profesores Moreno Alonso y Cortines porque esos años permanecen en la niebla traicionera del cliché. Si fuera verdad, tal como indica el avance sobre el ciclo de conferencias, que ahí se encontrara el parto de la nación española, con toda seguridad eso no sería un honor para la ciudad sino todo lo contrario pero puede que llegáramos a comprender el por qué de nuestros problemas, de los problemas de España, no los de Sevilla.

Pero no creo que el alumbramiento esté aquí: Sevilla llevaba casi un siglo sumida en la postración y, prácticamente, aislada, sin caminos que pasaran por ella porque el tráfico de viajeros entre el Norte y Cádiz tomaba el de Carmona a Utrera. Las reformas de Olavide se habían secado, mientras sus amigos las lloraban y las conciencias quedaban en manos de una turba de frailes y nobles ultramontanos que las movían contra cualquier idea de progreso. El levantamiento del 2 de mayo fue aprovechado para secuestrar el poder municipal y otorgarlo a una Junta que sólo supo programar triduos, rogativas y el asesinato del Conde del Águila.

Su linchamiento fue el principio del fin de unas élites (Blanco, Marchena, Arjona, Mármol, Sotelo?) que, contra viento y marea, habían sostenido hasta entonces las ideas de la ilustración y las defendían como podían en medio de una población embrutecida. Eran los auténticos patriotas pero pasaron a engrosar el bando de los felones en el que -como se desprende de que no tengan monumentos dignos de mención- continúan. Las Miradas sobre la Guerra de la Independencia son una buena ocasión, por tanto, para reflexionar sobre nuestros problemas actuales; pero sobre los de Sevilla, no sobre los de España.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1