Cultura

Miriam García Roldán: "Me rapé la cabeza para ayudar a los niños enfermos"

Con tan sólo diez años, esta joven sevillana ya tiene en cartel su primera película, ‘El vuelo del tren’

el 03 may 2011 / 20:04 h.

Miriam García posa junto al cartel de su primera película, ‘El vuelo del tren’, rodada en Dos Hermanas.

Miriam García Roldán (Dos Hermanas, 14-10-2000) es la actriz secundaria de la película El vuelo del tren, que se estrenó la semana pasada en los cines sevillanos. Rodada en Dos Hermanas y dirigida por el nazareno Paco Torres, fue elegida entre miles de aspirantes. Con 10 añitos, siente pasión por el cine, el teatro... y el fútbol. Y tiene una memoria prodigiosa: durante el rodaje se aprendió los diálogos de todos los personajes de la película.

-¿Cómo fue el proceso?

-Fui al casting con mi hermana Cristina, pero ella no quiso entrar porque su amiga no llegó. Entonces pregunté que si podía entrar yo, que estaba al límite de la edad, con ocho años, y me escogieron a mí y a otra chica. La condición para hacer el papel era que había que raparse la cabeza. La otra chica no quiso y yo sí.

-¿Y qué pensó cuando le dijeron que tenía que raparse?

-Me lo dijeron mis padres y me harté de llorar. Luego pensé durante toda la noche y a la mañana siguiente, antes de ir al colegio, les dije a mis padres que quería hacer la película y raparme para ayudar a los niños enfermos de los que habla la peli.

-Y cuando se vio sin pelo, ¿cómo se sintió?

-Al principio no me quería mirar en el espejo, pero mi padre insistió y pensé: "¡Qué guapa estoy!", y se me pasó. La productora me hizo una peluca por si me la quería poner cuando no rodáramos y nunca lo hice, iba al colegio con mis gorras.

-¿Cómo es su personaje?

-Se llama Aran, es una niña muy tímida que superó la leucemia pero que se vuelve a reproducir, y la madre, Blanca (interpretada por Patricia García Méndez), no se lo quiere decir. Luego pasan cosas muy esperanzadoras, pero hay que ver la película para saberlo (se ríe).

-¿Y qué tal su experiencia?

-Ya había hecho teatro y ahora estoy en una compañía. Mi madre dice que soy una esponja, y yo llegué a saberme los diálogos de todos los personajes. A veces Patricia se olvidaba su frase y yo le susurraba lo que tenía que decir, los de sonido tenían que cortar porque se me oía. Otras veces Patricia cambiaba las frases del guión y yo me quedaba quieta porque no sabía qué hacer. Paco siempre decía: "¡Tú no hables, deja que ella se aprenda el guión!". En otra escena en que íbamos en coche, Patricia se metió en contramano, y yo salté: "¡Patricia, que esto es contramano!". El de sonido que iba detrás tuvo que volver a cortar.

-¿Y qué le parece el filme?

-Ha sido una experiencia muy bonita y me ha gustado mucho. Lo único es que es un poco corta, dura 80 minutos, y me han doblado la voz. Yo soy muy andaluza y tengo mucho acento, hubiera preferido que no lo hicieran pero qué se le va a hacer.

-¿Se imagina que le nominan a los Goya como mejor actriz revelación?

-Si me nominan haría todo lo posible porque me lo dieran, sería la más joven en ganarlo. Se lo agradecería al director de la película, Paco Torres, por elegirme, al equipo que me ha ayudado mucho y a mi familia.

-¿Se ve algún día en Hollywood como Penélope Cruz?

-Sí, y me gustaría tener una estrella en el Paseo del Fama (Los Ángeles) como ella. Me gusta mucho el cine y me encantaría hacer películas de acción como Angelina Jolie. También querría doblar personajes de dibujos animados, me gustaría ver cómo los niños se ríen con mi voz.

  • 1