Cultura

Miriam Méndez: «El respeto a las compositoras debe empezar por una misma»

¿Qué habría ocurrido si Mozart, en lugar de viajar Italia en pos de la ópera, hubiera caído por Andalucía? Ésa es la pregunta que llevó a la pianista y compositora sevillana Miriam Méndez a ensayar un encuentro de la música clásica y el cante jondo, plasmado en el disco Mozart. Sueño flamenco, recién editado en el Sello Autor.

el 16 sep 2009 / 02:12 h.

¿Qué habría ocurrido si Mozart, en lugar de viajar Italia en pos de la ópera, hubiera caído por Andalucía? Ésa es la pregunta que llevó a la pianista y compositora sevillana Miriam Méndez a ensayar un encuentro de la música clásica y el cante jondo, plasmado en el disco Mozart. Sueño flamenco, recién editado en el Sello Autor.

Después de cosechar no poco éxito con su anterior trabajo, Bach por flamenco, Méndez recibió un encargo del Festival de Segovia para hacer un ejercicio similar sobre la música de Mozart. La sevillana empezó a trabajar de inmediato: "Me imaginé al espíritu de Mozart cayendo en Andalucía ahora, en el siglo XXI y echando a andar por Cádiz, Sevilla o Jerez", explica. "Es un paseo, un sueño en el que la parte más extrovertida del genio se encuentra con lo más extrovertido del flamenco, como es el caso de las Bodas de Fígaro con las alegrías; y la parte más oscura o introvertida, con lo más introvertido del flamenco, como puede ser la Sinfonía n040 con una soleá".

Miriam Méndez no se ha limitado, como suele ocurrir en tantas mal llamadas fusiones, a adaptar la obra de Mozart sólo desde el punto de vista del compás, sino que también se ha atrevido a relacionar las armonías clásicas con el flamenco. "se trataba de reinventar toda esa música", apunta la artista. "Por mi familia tengo dos mitades, una clásica y otra flamenca, y tenía que pasar todo por ambas, para finalmente expresarme con mi propio lenguaje. Eso sí, me dan miedo las etiquetas. Entiendo que se pongan cuando sale algo nuevo, pero después de etiquetar hay que escucharlo", añade.

Para este valiente trabajo. Miriam Méndez ha contado con artistas jondos de probada solvencia, como Guadiana o Jerónimo Maya, y no cuenta con reacciones adversas entre los aficionados. "Los flamencos flipan con este trabajo, pero porque saben que lo hago todo desde el respeto y hay en él muchos guiños. Me gusta beber de las fuentes, ya sea de un martinete o de una antigua letra sevillana", agrega.

¿Y por el hecho de ser mujer e intérprete y compositora, se ha encontrado hasta ahora con algún recelo? "Es cierto que yo llegué a firmar mucho con pseudónimo por miedo a esos prejuicios, pero he acabado convenciéndome de que a las compositoras debe empezar por respetarse una misma", asevera.

Y aunque todavía no tiene fecha prevista en los próximos meses para presentar su disco en Sevilla, Miriam Méndez tiene ya en su agenda citas en Latinoamérica, Turquía, Alemania... "A ver si me llaman en casa, que me he perdido la Feria por preparar todo esto y estoy loca por volver", apostilla la creadora.

  • 1