Misiones populares en Utrera pero sin salidas de imágenes

El Arzobispado no da permiso para el acto diseñado por los claretianos.

el 18 ene 2014 / 09:20 h.

La ciudad de Utrera albergará, del 9 al 23 de febrero, el desarrollo de una misión general popular. Es una acción conjunta de las tres parroquias del municipio que quiere servir como un tiempo fuerte de evangelización, y cuya organización corre a cargo de los misioneros claretianos. Sin embargo, ha recibido un importante revés por parte del Arzobispado de Sevilla, que no ha autorizado el que iba a ser uno de los principales atractivos para esas fechas. La intención inicial era que todas las hermandades de la localidad llevaran a uno de sus titulares hasta la basílica de María Auxiliadora el día 9 para que participaran en la misa de inicio de estas misiones populares. La autoridad eclesiástica ha rechazado la propuesta de los claretianos, que iba a permitir contemplar juntas a numerosas de las imágenes con mayor devoción de la ciudad. El director espiritual del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Joaquín Reina, explicó que el único permiso concedido tiene que ver con el traslado de imágenes a los centros misioneros, que se instalarán durante las dos semanas en las que se prolongarán las misiones. Así, la del Redentor Cautivo será llevada hasta el barrio de La Fontanilla, la Virgen de la Paz hasta la barriada La Paz y el simpecado de la Virgen del Rocío hasta el geriátrico de La Mulata. El resto de centros misioneros quedarán ubicados en los propios templos, por lo que no será necesario trasladar ninguna imagen, al estar habitualmente en el interior de las iglesias. En cuanto a dichos traslados, según comentó Reina, está previsto que se realicen en distintos días o franjas horarias, para que no se solapen unos a otros. Todos ellos serán en andas. El director espiritual del Consejo de Hermandades explicó que desde el Palacio Arzobispal no se ve procedente esta salida masiva de imágenes ya que, además, otras localidades también tienen previsto organizar misiones populares de este tipo, por lo que sería una acción que reclamarían desde más poblaciones. La última misión popular general celebrada en Utrera fue en 1959. Ahora, la Iglesia utrerana ha creído conveniente desarrollar otra iniciativa similar, que se plantea con motivo del cincuentenario de la coronación canónica de la Virgen de Consolación, patrona de la localidad.

  • 1