martes, 19 febrero 2019
14:20
, última actualización
Local

Modelo alemán frente a los despidos

Cuatrecasas apuesta por potenciar la flexibilidad interna en la reforma

el 02 jul 2010 / 20:48 h.

TAGS:

La reforma laboral es "oportuna", aunque hay asuntos que son mejorables y ha llegado tarde por el deterioro ya padecido por el mercado español. Ésa es al menos la opinión que defiende el despacho de abogados Cuatrecasas Gonçalves Pereira, Olivencia-Ballester, que además apunta la necesidad de hacer mayor hincapié en la flexibilidad interna de las empresas, es decir, en la aplicación del llamado modelo alemán.

"Hay que facilitar la instauración de este modelo, porque si no, puede que sea más fácil despedir con la reforma aprobada que modificar los salarios y jornadas", señaló ayer el socio del bufete y presidente del Instituto Internacional Cuatrecasas, Salvador del Rey.

Lo que sí ve de positivo en la nueva norma del Gobierno es haber ampliado la cuestión del despido objetivo, esto es, que no sólo pueda recurrise a él cuando una empresa demuestre que no tiene viabilidad, sino también como un paso preventivo antes de que se llegue a una situación económica peor. "Debería dejarse el listado de posibles causas para despedir abierto, porque la variedad del tejido productivo español es muy amplia", subrayó Del Rey.

En lo que se refiere a las empresas de trabajo temporal, destacó la reforma como positiva. "Han demostrado sobradamente su eficacia y había sectores en los que no podían entrar y ahora sí", añadió.

Lo contratos de formación son también ahora "más atractivos", según el socio de Cuatrecasas, por lo que "es el momento de incentivarlo". "La ampliación de este contrato no es sólo buena para la inserción, sino también para reciclar a jóvenes que han salido de sectores muy afectados por la crisis, como el de la construcción", insistió.

En lo que respecta a la tutela judicial en los despidos, destacó que la reforma se haya impulsado hacia "un control de mínimos, aunque tiene que haberlo por la legislación vigente".

Por su parte, el consejero del gabinete Eduardo González defendió que, aunque la nueva norma supone una "mejora técnica en el despido", en el caso de que éste sea colectivo, "se sigue precisando la autorización administrativa, lo que los encarece, ya que la Administración en sí es reticente a aprobar un Expediente de Regulación de Empleo sin acuerdo", aseveró.

  • 1