Local

Moderación salarial

La patronal y los sindicatos acordaron ayer mantener la contención salarial en los convenios pero introduciendo cláusulas de revisión salarial para que no se resienta el bolsillo de los trabajadores. No obstante, los representantes de las empresas no acceden a universalizar estas cláusulas.

el 14 sep 2009 / 21:41 h.

La patronal y los sindicatos acordaron ayer mantener la contención salarial en los convenios pero introduciendo cláusulas de revisión salarial para que no se resienta el bolsillo de los trabajadores. No obstante, los representantes de las empresas no acceden a universalizar estas cláusulas. Datos recientes publicados por este periódico ilustraban cómo en la provincia de Sevilla siete de cada diez empresas carecen de cláususlas de revisión. Sobre el papel, las partes actúan correctamente. Si no se quiere tensar la economía del país por la vía de la inflación, es necesario aceptar el reto de la contención salarial desde los dos ámbitos de la mesa negociadora. Aunque a la vez no conviene olvidar que el anterior acuerdo ya incluía un pacto semejante sin haber impedido, pese al esfuerzo de los asalariados, que la inflación se haya disparado. La realidad es que la inflación se sitúa hoy en el 4,1% mientras que la previsión oficial, a cargo del BCE, era del 2%. En cualquier caso, nadie discute que buena parte del éxito de la economía española en los últimos años ha recaído sobre la moderación de los salarios, por lo que no conviene dejar esa senda y adentrarse en otras tan inciertas como peligrosas que a nada conducen. A cambio, los empresarios han de ratificar con hechos su compromiso de seguir creando empleo. Es ahora, cuando la economía se nubla, si se compara con el éxitoso ciclo que está expirando, cuando se necesita un tejido empresarial comprometido y dinámico que devuelva a la sociedad parte del saldo acumulado durante los años de bonanza. Es posible hacerlo en un país que, pese a todo, ha consolidado una posición notable como octava economía del mundo: ha reducido en cinco puntos el diferencial de la renta per cápita española respecto a la media de la unión monetaria y ha superado el PIB de Italia. Las partes han comprendido que hoy se requiere tanta confianza como prudencia.

  • 1