Local

Moeckel gana la batalla a la SGAE por los CD

El abogado logró que le devolvieran 1,12 euros por el canon digital de cuatro CD y la sociedad de autores ha renunciado a intentar anular la sentencia

el 25 oct 2009 / 21:40 h.

TAGS:

La Sociedad General de Autores (SGAE) ha comunicado al juzgado de lo Mercantil de Sevilla que abandona su intento de personarse en la causa y anular la sentencia que ordenó devolver 1,12 euros del llamado "canon digital" a un abogado sevillano que demostró que usó los CD para copiar juicios, que no están sujetos a derechos de autor.

La SGAE, en un escrito del pasado 22 de octubre, comunicó al juez que se apartaba del "incidente excepcional de nulidad de actuaciones" que había instado para ser tenida como parte en la causa, en la que el juez ordenó devolver dicho canon una vez demostrado que los CD no fueron utilizados para copiar obras protegidas por derechos de propiedad intelectual, según informaron a Efe fuentes del caso.

La sentencia del juzgado Mercantil 1 condenó a un comerciante a devolver al abogado Joaquín Moeckel 1,12 euros, importe del "canon digital" de cuatro CD que, según demostró en el juicio, usó para reproducir otras tantas actividades judiciales.
Tras la petición de la SGAE de que se archive su petición de incidente de nulidad, la sentencia es firme pues el comerciante no ha recurrido, según las fuentes.

Aunque la SGAE no estuvo personada en este procedimiento, una sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 7 de octubre le reconoció su derecho a ser parte en todas las causas que decidan sobre derechos de autor.

En el caso de la sentencia sevillana, la demanda se presentó contra el comerciante de la calle Zaragoza que vendió los CD, aunque con posterioridad esos ingresos por el "canon digital" revierten en la SGAE. El abogado pidió que le devolvieran 1,12 euros, pues cada CD le costó 0,45 euros y el canon digital fue de 0,28 euros por cada uno.

Moeckel explicó que, aunque esta sentencia se refiere sólo a su reclamación, podría aplicarse a todos los profesionales de la Justicia como abogados o procuradores y a otras ramas como la sanidad pública, que usan los CD para copiar documentos de su trabajo que tienen carácter público.

La sentencia recordó que la Audiencia de Barcelona acordó hace un año elevar una cuestión al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas por tener dudas sobre "la aplicación indiscriminada del canon a empresas y profesionales que claramente adquieren los aparatos y soportes de reproducción digital para fines ajenos a la copia privada".

  • 1