domingo, 16 diciembre 2018
19:24
, última actualización
Deportes

Monchi: "Llegarán cuatro jugadores, alguno de ellos conocido, bastante conocido"

El subdirector general deportivo hace un amplio repaso a la actualidad del Sevilla en la segunda entrega de la entrevista concedida a El Correo. (VÍDEO)

el 25 jun 2014 / 21:46 h.

POR QUICO CANTERLA, JAVIER D. PECELLÍN Y ANTONIO DELGADO-ROIG. La llegada de refuerzos es una las cosas que más expectación generan entre los aficionados, sobre todo en estas fechas. El Sevilla cuenta con un plantel que ha firmado una gran campaña pero, a juicio de los técnicos, hay que apuntalarlo para seguir creciendo. Monchi analiza y desvela sus ideas sobre los fichajes, aunque también aborda otros asuntos: la posible marcha de futbolistas de peso, el sueño de ir a la Champions, la labor de José Castro, la ausencia de José María del Nido o la posibilidad de volver a Londres. Han llegado dos refuerzos por el momento. Hablemos de ellos. ¿Qué sitio tendrá Denis Suárez? ¿Parte como teórico titular? Es un chico joven que tiene que seguir creciendo y debemos tener la paciencia necesaria para que lo haga sobre una base. Aunque también lo pensábamos el año pasado con Vitolo y mirad lo que pasó. Denis tiene una cosa importante: entiende el fútbol, y a nuestro entrenador le gusta  ese tipo de jugadores. Estuve el pasado fin de semana en Barcelona, pregunté y por las conversaciones te das cuenta de que es un chico con mucha personalidad, con una madurez que se aceleró en Manchester. Pero hay que ver también lo que él demanda. Juega en tres posiciones de la media punta. Creo que juega muy bien al fútbol. ¿Y Aleix Vidal? ¿Qué opina de él? Le conocenos desde hace tiempo. Es un trotamundos que se ha asentado. Responde a un perfil que nos daba Cheryshev, a quien no pudimos ver por las lesiones. Tenemos jugadores que juegan al pie y él es más de los espacios. Físicamente es un portento. Juega en ambas bandas. En determinados momentos lo necesitaremos. Y aporta trabajo. Botía es el tercer refuerzo. ¿Formará parte del plantel? Con él tenemos cuatro centrales de garantías. Estamos perfectamente cubiertos ahí. El resto de cedidos no ha tenido continuidad. A Botía le ha venido muy bien su cesión. La decisión está tomada. En el Sevilla tuvo un primer tercio de temporada bastante bueno y luego bajó su rendimiento. Le ha venido bien este año para coger confianza. Es relativamente joven, tiene 24 años, y esos 34 partidos peleando por eludir el descenso le han venido bien. ¿Y el resto de cedidos?   Estamos trabajando, buscando salidas, pero el mercado está muy parado. Ninguno de ellos se quedará. Todos ellos lo saben. Vamos a intentar solucionarlo. Desde el club se dijo que habría que estar preparados ante la posible marcha de jugadores de gran peso específico. Se ha ido Rakitic, quizá lo haga Alberto Moreno, se habla de Fazio... ¿Se irá alguno más? Cualquier respuesta que yo diga ahora mismo no vale para nada. Imagina que el año pasado a estas alturas me preguntan si después de Jesús Navas y Negredo se irían Medel y Kondogbia. Hubiera dicho: «No creo». Pero el merdado está raro, aunque tal como anda el Mundial, los mercados importantes van a empezar a moverse. Yo creo que no habrá muchos movimientos más. El tema de Alberto prácticamente lo doy por zanjado. No ha habido entente y no creo que pueda reactivarse. Era una oferta importante, pero es un jugador que tiene 21 años y posiblemente la catarsis que habrá en la selección le afecte de forma positiva. Tiene mucho margen de crecimiento y el míster está supercontento de contar con el. No creemos que pueda haber movimientos, pero si el 14 de agosto viene un club y te dice «Vitolo» y te da un montón de dinero, pues… Sé que no gusta, pero también somos gestores económicos. Monchi, en la planta noble del Sánchez-Pizjuán (Fotos: Pepo Herrera) Monchi, en la planta noble del Sánchez-Pizjuán (Fotos: Pepo Herrera) ¿En el caso concreto de Alberto su sensación es que no se irá? Mi sensación es que había abierta una negociación que se ha paralizado y no veo mucho atisbo de que se reinicie. Lo dijo el presidente con unas palabras muy, muy claras: nosotros ponemos el precio a los jugadores que creemos oportuno. El que quiera comprar, que compre, y el que no... Además, con la venta de Ivan Rakitic nuestras necesidades están cubiertas. No tenemos el agobio que hemos tenido en otros momentos. ¿Ve aquí a futbolistas como Fazio, Kevin Gameiro o Bacca? Si abrimos mi bloc donde tengo apuntado una cosa muy arcaica, la alineación, veréis que están Coke, Diogo, Fazio, Nico, Botía, Daniel (Carriço), Alberto y Fernando Navarro. Esa es mi idea. Lo que puedo decir es que a día de hoy no hay ofertas, ofertas serias. Tampoco queremos estar todo el día... Gracias a Dios, económicamente estamos bien y no tenemos esa necesidad. Hay un futbolista querido por la afición: Mbia. ¿Hay alguna posibilidad de que siga? Teníamos una opción de compra que no ejercimos en su día porque era cara y sabíamos que quedaba libre, y no queríamos hacer el pardillo. Él me dijo que quería valorar su situación después del Mundial. Tiene un reconocimiento en el fútbol. Hablé con él –el domingo– y me dijo que hablaríamos, pero veo el tema complicado, por muchas circunstancias. Cambiemos de tema. El presidente afirma que el objetivo es pelear por una plaza en la Champions. ¿A qué debe atenerse la afición? La afición lo que quiere es que ganemos partidos. No creo que en función de si decimos «el objetivo es quedar cuarto, conseguir 66 puntos…». La gente está disfrutando todavía, expectante a ver si hacemos una plantilla competitiva. Yo creo que eso de los objetivos es, ante la escasez de noticias, pues para llenar páginas. El objetivo es ser campeón. Pero el nuestro y el de todos, en cualquier deporte. A partir de ahí, objetivos más lógicos: queremos estar lo más arriba posible y nos hace ilusión volver a pelear por la Champions, pero no es fácil, aunque no renunciamos a nada. Este club ha crecido por ponerse objetivos ambiciosos. Cuando los han tildado de locos, pues… Yo siempre cuento en las clases de dirección deportiva que es bueno ponerse objetivos altos, siempre con cierta racionalidad, no con locuras. Es la evolución lógica, por otra parte, ¿no cree? La evolución lógica es consolidarnos. No podemos permitir que los árboles no impidan ver el bosque. Hablábamos de hacer un proyecto a tres años, y debemos consolidarlo con base. Es decir: con jugadores jóvenes, con jugadores con experiencia y con calidad. En eso estamos. A día de hoy, y que se me entienda lo que voy a decir, jugadores importantes, importantes se ha ido uno; el año pasado; cuatro. Posiblemente, el sitio del Sevilla en el futuro sea ése, volver a pelear por lo que peleábamos hace cinco o seis años, pero debemos ir consolidando cimientos. Si no, puede pasar lo que hace dos años o tres, cuando frustraba el día a día. ¿Hay alguna operación avanzada en forma de fichaje? Esta mañana estaba pensando, porque yo también me autocritico, y fue porque leí un tweet de un aficionado que decía: «Te estás durmiendo en los laureles». Y yo pensaba: da igual firmar a un jugador hoy que el día 6, ya que el 7 empezamos a entrenar, en cuanto a la famosa adaptación. El 7 no porque se perdería el primer entrenamiento. La idea es tener una parte importante antes del 7. Pero ahí está la lucha: la gente piensa que nos sobra el dinero. Hay cosas que están avanzadas, fundamentalmente en mi cabeza, en querer que el jugador X venga al Sevilla. ¿Que se cierre algo pronto? Lo veo difícil, pero no lo descarto. Por cierto: está en marcha el anteproyecto de ley de reforma fiscal. ¿Afectará al Sevilla? Si es así, ¿cómo? De lo poquito bueno que tiene es que no hay efectos retroactivos. A nosotros, por el nivel de jugadores que compramos en el extranjero, nos afecta relativamente, ya que solemos pagar algo más que ese límite que había. Me preocupaba que afectase al pasado. A nosotros nos afectará en perfiles bajos. Digamos en aquellos jugadores que puedas traer por cantidades pequeñas. La mayoría de nuestros extranjeros ganan más que ese límite de 600.000 euros. ¿Habrá alguna sorpresa en cuanto a nombres? El año pasado, por ejemplo, llegó Marin, entre otros... Hay nombres, algunos de ellos, conocidos y no sé qué efecto va a producir. Eso ya depende. Sabéis que no me caracterizo por traer jugadores con mucho glamour. Hay pocos en mi trayectoria. Hablamos de Marin pero porque ese día me puse melancólico en la rueda de prensa y me salió la vena de «qué bueno soy que me he traído a un tío muy bueno». Tampoco Marin era… ¿Bacca? Bacca porque un loco carioco se puso a decir en Twitter «Bacca o muerte». No lo conocía nadie. ¿Kevin? Pues alguien lo conocía. Me gustaría firmar a Iniesta, pero no puedo, así que lo tengo que buscar en otro país. Nos equivocamos más de lo normal porque apostamos por un producto todavía sin desarrollo. Hay algún nombre conocido. Bueno: no sé aún porque estamos en fase de negociación. Conocido, bastante conocido, pero no sé qué efecto tendrá. Un ejemplo: repesco a Luis Fabiano, un nombre conocido, pero habrá quien diga «Luis está ya…». Es un ejemplo. No vamos a repescar. Antes ha dicho que cuenta con tres refuerzos. ¿Cuántos más estima que llegarán? Serán seis o siete. Llegarán… tres, cuatro. Depende... Sí: cuatro. Pero son jugadores clave dentro del equipo, de la zona de creación, porque se va Rakitic, quizá Mbia... Me conformo con que jueguen bien. No pensamos en sustituir a Mbia o a Rakitic, sino en seguir creciendo. Uno de los errores grandes que cometimos en el pasado fue buscar siempre un sustituto de Daniel Alves. Debimos buscar un lateral que nos hiciera crecer, pero nos obsesionamos y pun, pun, pun. Salió como salió. A lo mejor no debemos buscar un sustituto de Rakitic, sino otro perfil de jugador en otra dimensión del campo. ¿Entre ellos hay un portero? ¿Cuántas líneas tiene el campo? Pues ya está. Para qué decir más. Sevilla 24/06/29014 Entrevista a MonchiFOTO: Pepo Herrera¿Qué papel tendrá la cantera, más allá de la respuesta típica? El equipo viene de hacer una gran campaña, de ganar un título... La ideas es que en pretemporada haya cinco o seis jugadores. Queremos que su papel sea importante, pero tampoco vamos a vender burras. Creo que tenemos una generación de jugadores jóvenes muy buena. Se intentará crear el espacio, pero al elevar la exigencia del primer equipo es más complicado. Hace unos meses José Castro sucedió a Del Nido, usted barajó su marcha del club... Han sabido mantener el timón en pleno temporal. Ha sido un año muy difícil, complicado. La salida de Del Nido fue dura. Una cosa es salir aquí con la cara de simpático y otra lo que sufrimos por dentro. Para mí particularmente con el tema de Londres ha sido multiplicado por dos debido a la incomprensión o a mi incapacidad a la hora de explicar las cosas. Pero al final el año se ha salvado bien y eso nos ha dado a todos un golpecito de moral para seguir trabajando. El presidente está actuando a su manera, como debe hacerlo. Uno de los consejos que le di a Pepe es: «Sé tu mismo». Y lo está siendo. La llegada de José María Cruz ha sido agua en el desierto. Hay pocos profesionales mejores en el mundo del futbol. Es muy, muy bueno. Maná caído del cielo. Con todo lo que ha supuesto también la marcha Manolo Vizcaíno, una persona importante en nuestro club que abarcaba mucho, pues eran cambios difíciles, pero la transición ha sido muy positiva. Ahora falta consolidar el proyecto nuevo, porque el proyecto campeón nació con Del Nido. Ahora hay otro proyecto. Hay que combinar ese espíritu que José María nos insufló de que el día tiene 25 horas con el nuevo estilo de Pepe Castro. Yo particularmente estoy como siempre: unas veces más eufórico y otras menos, pero lo que yo diga de mí, no tiene ningún valor, porque nadie se cree lo que digo. Así que es mejor no hablar de mí. Pero el trabajo de Monchi está ahí: el equipo ha hecho una gran campaña, ha conquistado un título… Ahora se le ve más tranquilo… Sí. Cuando me entran las neuras, me pongo a pensar y digo... Eso me lo hizo pensar un día Javi García, nuestro exentrenador de porteros. Me preguntó cuántos títulos tengo, y le dije que siete. Y me hizo reflexionar: oye, pues no está mal. Pero bueno, no utilizo eso, no soy así. Estoy bien. Soy muy impulsivo y hay días en los que digo que no merece la pena levantarse y otros en los que no quiero que el día se acabe. Después de las veces que me he ido y he vuelto , cualquier cosa que diga sobre mi futuro va a ser tomado como trending topic de humor en el seno de la afición del Sevilla. Yo dimitía muchas veces en el salón de mi casa por culpa de Del Nido y de Monchi, por mi forma de ser. Mi día a día es muy variable, pero afortunadamente en mi trabajo es más constante. Por último, ¿volverá a Londres? ¿Cómo fue esa experiencia? Tengo la posibilidad, porque me vine antes de tiempo, de ir un mes más, pero a día hoy no tengo decidido lo que haré. Creo que he conseguido los dos objetivos que perseguía: conocer aquello y aprender inglés. Si voy de nuevo, es por perfilar el idioma, algo que puedo hacer aquí. De allí me llama la atención lo profesionalizado que es ese fútbol en aquello que no es lo deportivo. En mi parcela de scouting aquí somos más eficaces, pero en el resto de cosas... es para cogerlos y traérselo todo aquí.

  • 1