Deportes

Monchi reactiva el mercado americano

Con el fichaje de Piris, que aún no es oficial, el director deportivo de San Fernando ha incorporado a catorce jugadores procedentes del Nuevo Continente.

el 07 jul 2012 / 20:07 h.

Este verano se cumplen doce años desde que Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, dejara de ser delegado del equipo -sólo lo fue una temporada- y asumiera la dirección deportiva del Sevilla. En este periodo, el de San Fernando colecciona éxitos de relevancia que le elevaron a los altares de su gremio y alguna que otra decepción.

Muchos de esos éxitos han llegado procedentes de Sudamérica, un mercado complicado pero al que Monchi fue capaz de sacarle jugo. Sin embargo, en los últimos años la aportación de los futbolistas llegados del Nuevo Continente ha disminuido tanto en cantidad como en calidad.

El exguardameta gaditano asumió el cargo en el verano de 2000, y en sus dos primeras temporadas como director deportivo no incorporó a ningún jugador americano. Ese caladero comenzó a explorarlo en el mercado de invierno de la 2002/03, y el primer intento no pudo dar mejor resultado. Su nombre era Daniel Alves, tenía 19 años y procedía del Bahía. Jugó varios meses como cedido y en enero de 2004 se ejecutó una opción de compra de aproximadamente un millón de euros. Cuatro años después se marchó por más de 30.

La lista inaugurada por Alves fue continuada por jugadores que dieron un gran rendimiento en el club y otros que no tanto. En verano de 2003 llegaron al Sevilla el uruguayo Germán Hornos, procedente del Fénix, y el brasileño Julio Baptista, del Sao Paulo. El primero no dio resultado, pero el paulista realizó dos temporadas de ensueño y los tres millones de euros que costó se transformaron en los 24 que pagó el Real Madrid por él. Ese invierno también se fichó al charrúa Magallanes, que se encontraba sin equipo.

La relación de grandes fichajes llegados desde Sudamérica de la primera etapa de Monchi se cerró con broche de oro en la 2004/05. En verano llegó Renato, del Santos, y en invierno Adriano Correia, procedente del Coritiba. Los dos se convirtieron en emblemas y piezas clave del mejor Sevilla de la historia.

Peores resultados. Aquel chollo que parecía existir en América se fue desvaneciendo. En enero de 2007 se fichó a Fazio para el filial, procedente de Ferro Carril Oeste, y en verano llegó el colombiano Mosquera del Pachuca mexicano, amén de otros dos argentinos para la cantera: Armenteros, de Independiente de Avellaneda, y Perotti, del Deportivo Morón. El verano siguiente fue el turno de Lautaro Acosta, llegado del Atlético Lanús. Ni que decir tiene que el resultado no fue igual al de sus predecesores y eso hizo que la pesca americana se desvaneciera.

Así fue hasta enero de 2011, cuando se fichó al chileno Gary Medel procedente del Boca Juniors. Sus buenas prestaciones han ayudado a que Monchi vuelva a confiar en los jugadores que llegan del otro lado del charco, tanto que para este año ya se ha firmado a Bryan Rabello e Iván Piris está a punto de convertirse en jugador del Sevilla. Será el decimocuarto futbolista que llega de América en la ‘era Monchi'.

  • 1