Local

Monseñor Amigo cuestiona "si se tirará la Catedral de Santiago o la Sagrada Familia por esa manía de quitar signos religiosos"

el 04 oct 2010 / 17:24 h.

TAGS:

El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, ha  asegurado este lunes que hay una serie de temas "que no están  pendientes", entre los que se ha referido a aquellos culturales. En  concreto, se ha preguntado si "con esta manía de erradicar los signos  religiosos en la presencia pública, se destruirá el templo de la  Sagrada Familia, donde Gaudí puso señales religiosas, o se tirará la  Catedral de Santiago".

Amigo, que ha hecho estas declaraciones con motivo de la  inauguración del Curso Académico 2010-2011 en el Instituto Teológico  de Murcia, ha destacado precisamente de estos dos símbolos que el  Papa Benedicto XVI tendrá la oportunidad de visitarlos con motivo de  su estancia en Santiago y en Barcelona.

En esta línea, se ha referido a la enseñanza a todos los niveles y  a la libertad religiosa como otro de los problemas, sobre el que ha  puntualizado que "no hay que tener miedo a la libertad, sino a las  limitaciones de esa libertad religiosa".  

Y es que, a su juicio, "parece como si se estuviera viviendo una  etapa en la que no queremos complicarnos la vida", pero, ha  advertido, "hay una serie de temas que están pendientes pero que para  resolverlos, no hay que enfadarse recíprocamente".

En su opinión, la clave para resolverlos no es el enfrentamiento,  sino que hay que buscar "el bien del pueblo", por lo que "no se trata  de una discusión entre gigantes" la de la Conferencia Episcopal y el  Gobierno de la nación, sino que "se trata de buscar juntos el bien  del pueblo al que tenemos que servir cada uno en el ámbito en el que  le corresponde".

En lo que a la visita del Papa se refiere, el arzobispo emérito de  Sevilla ha comentado que se está preparando desde el punto de vista  catequético, "qué significa su presencia"; además de toda la  logística que supone este acontecimiento, "que congregará a  multitudes en Santiago y en Barcelona".

"LA FAMILIA ES LO MAS MALTRATADO".

Amigo tiene previsto presidir esta tarde la apertura del curso  teológico con una conferencia inaugural en la que analiza el  'Presente y futuro del Cristianismo".  

En este sentido, ha explicado que el mensaje que transmitirá a  estos alumnos es el de las "sorprendentes paradojas" de hoy día, como  es el caso de "un pueblo que grita por la paz y, sin embargo, en  medio de numerosos gestos de violencia".  

"Unas personas que por encima de todo buscan el respeto a los  demás y al mismo tiempo, con unas señales de conculcación de derechos  fundamentales de esas mismas personas", ha indicado. En definitiva,  según Amigo, "una población que presume de laica y que está  multitudinariamente presente en manifestaciones religiosas".  

Otro de los contrastes a los que ha hecho referencia ha sido el  hecho de tener una juventud que "quiere poner firme su futuro pero  que al mismo tiempo habla como viejos".

Mientras que en el caso de la familia, "el manantial más fecundo  de todas las cosas, es lo más maltratado que tenemos en este  momento". Y es que, ha destacado, "la familia, en una crisis  económica, pues es quien sufre el paro, quien paga el pato del  desempleo".

La labor caritativa de la Iglesia, que ha calificado de  "espectacular", choca, a su juicio, con esos sondeos, donde resulta  que "es la institución menos valorada, acompañada de la clase  política", tras lo que se ha preguntado "qué puede ser de un país que  no confía en su clase política".

Por tanto, su conferencia se centra en tres capítulos, referidos a  lo que está vigente, "porque somos herederos de muchas cosas";  seguido de un análisis del momento actual, a lo que hace mención  expresa a la crisis no solo económica, sino también en la familia y  estabilidad, en las ideas de las personas "en un estado aconfesional  con una población mayoritariamente confesional, en su mayor número  católica, pero también con una presencia cada vez más numerosa de  musulmanes".

Por último, hablará de la multiculturalidad, ya que "una cosa es  que convivamos culturas diferentes, que es un enriquecimiento  recíproco, y otra que perdamos la propia identidad, que significa la  despersonalización total y la pérdida de identidad cultural". Para  terminar preguntándose "cómo será el catolicismo en un futuro, ya que  lo importante no es preguntarse cómo será el futuro sino cómo  queremos que sea".

  • 1