Local

Montaño insinúa el largo adiós de Carrillo

Emilio Carrillo, la voz por la que ha hablado el Gobierno local esta legislatura y parte de la anterior, estuvo ayer mudo durante los 15 minutos que duraron las explicaciones del caso Hytasa. Estaba allí como convidado de piedra de una foto que trataba de transmitir reconciliación y unidad. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 07:46 h.

TAGS:

Emilio Carrillo, la voz por la que ha hablado el Gobierno local esta legislatura y parte de la anterior, estuvo ayer mudo durante los 15 minutos que duraron las explicaciones del caso Hytasa. Estaba allí como convidado de piedra de una foto que trataba de transmitir reconciliación y unidad. Al terminar, Celis y Fernández se levantaron y él se quedó solo en la mesa, esperando a la que desde ayer es su sustituta como portavoz municipal, la delegada de Cultura, Maribel Montaño.

Aún no se había sentado Montaño cuando el edil de Urbanismo empezó a decir: "Quiero despedirme y agradecer...". La sala de prensa se quedó expectante, porque en ese momento una televisión le hizo detenerse hasta que conectara la cámara. ¿Carrillo se despide? Al recoger el testigo Montaño destacó "la elegancia y eficacia" de su predecesor, pero al ser preguntada por el futuro de Carrillo, la nueva portavoz dijo: "No sé si tiene mucho futuro. No lo sabe él ni lo sabe nadie". Montaño recordó que en el PSOE hay gente joven capaz de cubrir cualquier baja e insinuó que la despedida de Carrillo podía ser definitiva.

En el último mes se ha especulado mucho sobre la posible salida del Gobierno del otrora hombre fuerte de Monteseirín. En más de una ocasión ha evidenciado las contradicciones que se respiran dentro del Gobierno local, no sólo en el caso Hytasa, también cuando sorpresivamente cambió de parecer y empezó a apoyar al rival del alcalde en el congreso del PSOE sevillano, el actual secretario provincial, José Antonio Viera.

El edil de Urbanismo ha sido la nota discordante dentro de la monotonía que marca el círculo cercano al alcalde, y al ser portavoz, tenían más eco sus palabras. Esta semana el Ayuntamiento le ha relevado de la portavocía recordando que había sido designado de forma provisional.

"Quiero despedirme", repitió Carrillo al retomar su discurso, "y agradecer que me haya dejado representar al Gobierno, aunque ya se había dicho que este cargo era provisional. Alguien me ha recordado hoy que el tiempo que he pasado aquí con ustedes, hablando en nombre del Gobierno, suma 27 horas y media en total, y me ha parecido asombroso. Creo que puedo hacer un balance positivo de todo esto".

Carrillo sólo deja la portavocía, pero se despide con un mutis por el foro, con un tono nostálgico y enigmático que parece un adiós más largo del que aparenta. Ya que, como edil de Urbanismo, cada miércoles en comisión ejecutiva de la Gerencia seguirá viéndose con los mismos periodistas de los que ayer se despedía. "La persona que me sustituye lo va a hacer mucho mejor que yo", concluyó.

  • 1