Local

Monteseirín: "No dejaré las arcas vacías"

El alcalde aprueba sus últimas ordenanzas sin aceptar ninguna de las propuestas del PP

el 28 oct 2010 / 14:06 h.

TAGS:

El alcalde, durante una intervención del edil popular Gregorio Serrano

El Pleno aprobó ayer las últimas ordenanzas fiscales de los mandatos de Alfredo Sánchez Monteseirín, el preludio de sus últimos presupuestos como alcalde.  El escenario adecuado para el balance de un ciclo de doce años que se culmina en mayo de 2011. Para el PP, la conclusión es contundente: los tributos han subido hasta el máximo legal, la presión fiscal se ha incrementado y, pese a esto, quien tome el relevo se encontrará una administración con las arcas vacías. Para el alcalde, aún admitiendo que la situación económica es delicada, el estado de las cuentas no es tan grave. “¿Cómo dejaré las arcas municipales? Mejor que como me las encontré en 1999.”


Los dos socios de gobierno sacaron adelante ayer sus últimas ordenanzas fiscales, que plantean en términos generales una congelación de la mayor parte de los tributos, tasas y precios públicos, con la excepción del sello del coche, que se incrementa para los vehículos de mayor cilindrada, y de las tarifas de Tussam, que suben el 8% en el billete univiaje y en el título mensual y un 6,6% en el bonobús simple. “Hemos apostado por volver a congelar los tributos, pero sin que esto signifique adelgazar el sector público”, explicó la delegada de Hacienda, Nieves Hernández.


PSOE e IU mantuvieron fijos sus planteamientos y no aceptaron ni una de las 36 enmiendas registradas por el PP. La oposición pedía en ellas una rebaja de tributos como el IBI o el Impuesto sobre la matriculación de vehículos y una disminución del 1% en las tasas y precios públicos. Sí asumen los populares un incremento en Tussam, aunque sólo del 8% y acompañado de medidas como la supresión de los límites de ingresos para tarjetas de la tercera edad y títulos gratuitos para tetrapléjicos completos.


El PP planteó estas medidas para atenuar lo que consideró una “excesiva presión fiscal” desarrollada durante los tres mandatos de Monteseirín. El edil Gregorio Serrano hizo sus cálculos. Según éstos, el IBI se ha duplicado en esta década, y todas las figuras tributarias han llegado al tope legal. Además, los precios y tasas han subido por encima del IPC. “En este tiempo el índice ha aumentado un 32% y sin embargo hay figuras que han subido un 80, un 122 o incluso un 270%”, subrayó el edil. “Estas ordenanzas reflejan una manera de gobernar  y entender la política fiscal que dista mucho del modelo que ha cosechado éxitos en otros ayuntamientos. Deja las arcas vacías  y la ciudad en crisis”, completó el portavoz popular, Juan Ignacio Zoido.


Ante las críticas, Monteseirín trató de defender su legado: “No es verdad que haya aumentado la presión fiscal, ni que inversiones productivas que se han realizado en la ciudad, como la Encarnación, hayan reducido el margen para gasto social. Es falso que las arcas se vayan a quedar vacías. ¿Cómo dejaré las arcas municipales? Mejor que como me las encontré yo en 1999, colapsadas, sin dinero para dotaciones necesarias y sin haber atendido a las demandas sociales y económicas”.

  • 1