Economía

Monti dice a Merkel y Sarkozy que no pueden dirigir solos la UE

La canciller muestra su respaldo a Italia por la rapidez y el contenido de las medidas adoptadas.

el 11 ene 2012 / 20:10 h.

El primer ministro italiano, Mario Monti, advirtió ayer a la canciller alemana, Angela Merkel, y a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, de que no pueden dirigir solos la UE y, por ello, pidió que se tenga en cuenta a Italia en el pelotón de cabeza después de las duras reformas acometidas en los últimos meses. Así, exigió que su país tenga más protagonismo en la resolución de la crisis de deuda que afecta a la Eurozona y que ha puesto en jaque a la moneda única.

De hecho, tras una reunión mantenida ayer con Merkel en Berlín, esta celebró la rapidez y el contenido de las recientes medidas adoptadas por el Gobierno italiano y se mostró confiada en que "fortalezcan" la situación del país y mejoren sus perspectivas económicas. A este respecto, Monti aseguró que Europa ya no tiene que temer que el país transalpino sea "una fuente de contagio" para el resto de países.

"Hemos seguido con gran respeto lo rápido que se han implementado estas medidas", señaló la canciller alemana en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano, en la que Merkel aseguró que el Gobierno transalpino ha cumplido con su trabajo.

Por su parte, Monti incidió en que los elevados tipos de interés de la deuda italiana en los mercados ya no están justificados, a diferencia de cuando estos desconfiaban de la política económica de su país, especialmente después de que se hayan reconocido los esfuerzos realizados.

Monti quiso resaltar la actitud "muy madura" que han mantenido los italianos en respuesta a las duras medidas de ajuste aprobadas, algo que merece ser reconocido por Europa, que no tiene ya que temer que Italia sea "una posible fuente de contagio".

Por otro lado, Merkel también señaló que la principal obligación que tiene la Eurozona en la primera mitad del año es alcanzar una solución en torno al segundo rescate de Grecia y finalizar de forma racional las negociaciones con la banca sobre la quita de la deuda helena, para que posteriormente los líderes puedan centrarse en los problemas estructurales de la Zona Euro.

Otro tema sobre la mesa fue cómo fortalecer el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), para lo que confía en que concluyan pronto las negociaciones.

En este línea, la canciller también apuntó que la cumbre europea del 30 de enero, tema que trataron Merkel y Monti durante su encuentro, debe ocuparse de cómo avanzar en el crecimiento y en el empleo, además de sobre la consolidación fiscal.

  • 1