Local

Montilla augura "problemas" si el TC recorta el Estatut

Afirma que acatará la sentencia, aunque insiste en que no renunciará a nada.

el 30 nov 2009 / 21:04 h.

TAGS:

El presidente de la Generalitat, José Montilla.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, admitió ayer que cumplirá la sentencia que dicte el Tribunal Constitucional sobre el Estatut pero advirtió de que no se debe confundir acatamiento "con silencio resignado", por lo que avisó que defenderá el texto "hasta las últimas consecuencias".

Durante su participación en los desayunos informativos de Europa Press, Montilla se mostró firme en la defensa de la constitucionalidad del Estatut y recordó que para su aprobación cumplió con todos los trámites legales. Así, aunque manifestó su disposición a acatar la sentencia, a cumplirla y "hacerla cumplir", avisó de que no renunciará "a nada" de lo aprobado por el pueblo catalán. "Hay quien confunde acatamiento con silencio resignado, defenderemos el Estatuto hasta sus últimas consecuencias porque cabe exigir el cumplimiento del pacto político, y lo haremos dialogando, buscando y ofreciendo fórmulas políticas y jurídicas que permitan dar cumplimiento a lo pactado", argumentó. Para el presidente de la Generalitat, una sentencia contraria al Estatut afectaría "a todos" los que votaron a favor del texto, entre los que se incluyó a sí mismo y al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. Además, no quiso adelantar si supondría una quiebra del tripartito, porque dijo no dedicarse a "la política de ficción".

Montilla rechazó además que sus palabras se puedan interpretar como una amenaza al Tribunal Constitucional y acusó de "mala fe" a quien así lo haga, ya que insistió en que su única voluntad es defender el autogobierno catalán. "Si le va bien a Cataluña, le va bien a España, y si le va mal a Cataluña, España se resentirá", advirtió.

Asimismo, avisó de que el Estatut presenta "una encrucijada" de la que sólo será posible salir "todos fortalecidos" si se encuentra una solución que conjugue "el respeto por el Estado de Derecho con el respeto por la voluntad del pueblo de Cataluña".

"Cualquier solución que menoscabe cualquiera de estos tres elementos será mala para todos porque frustrará las aspiraciones de Cataluña de autogobernarse en el marco de la Constitución y deteriorará el espíritu constitucional", defendió antes de sostener que, a su juicio, los catalanes no quieren ser parte de una España que les exija "ser cada día un poco menos catalanes para ser españoles". Montilla no dudó en arremeter contra la actitud del PP y de su líder, Mariano Rajoy, y destacó que España "no se ha roto" con la aprobación del Estatut pese a que se haya intentado "zarandearla y agitarla desde el primer momento y desde los peores prejuicios del catalanismo".

Respecto a las declaraciones del presidente del Gobierno señalando que espera una "gran sentencia", Montilla explicó que "espera" que Zapatero quisiera decir que espera que la sentencia sea "trabajada" y "siente jurisprudencia". "Y quiero creer que lo dijo desde una posición de defensa de la constitucionalidad del Estatuto, el cual yo voté y él también lo hizo", enfatizó.

En la misma línea del presidente del Gobierno se pronunció ayer la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, al indicar que es sobre "nuestro Estatut" sobre el que el Constitucional decide, por lo que confía en que emita "una buena sentencia". Mientras, Rajoy reiteró que "lo más importante de la Constitución es respetarla". "Lo que une a todos los partidos son estas normas, que nos hemos dado todos y son las que nos unen a todos como españoles", declaró el líder del PP, en referencia clara al debate abierto en torno a la sentencia del Estatut catalán.

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, consideró que debe ser el Parlamento catalán, y no el presidente catalán o el Govern, quien lidere la respuesta a una eventual sentencia adversa del Constitucional sobre el Estatut. Sin embargo, el líder de UDC, Josep Antoni Duran, reclamó una cumbre catalana de partidos una vez se conozca la sentencia.

  • 1